El café oro que se produce en las fincas de los miembros de la Sociedad Cooperativa San José de La Majada, ubicada en el departamento de Sonsonate, al occidente de El Salvador, ha logrado traspasar fronteras, llegando a los mercados de Japón, Estados Unidos, Inglaterra, Bélgica y otros destinos del mundo que consumen café salvadoreño.

Miguel Ángel Escobar, tiene 20 años de pertenecer a la sociedad cooperativa, quien comentó que dicha entidad se ha convertido en un ejemplo de progreso, prueba de ello son los 50 años de existencia, comenzó con 27 socios y ahora cuenta con más de 500. “La gente se acerca cada día más y más queriendo ingresar a nuestra cooperativa, ya que es un modelo a nivel nacional”.

Desde el nacimiento de la empresa el 7 de mayo de 1966, ha experimentado grandes avances técnicos, económicos y sociales, convirtiéndola en pionera para la agricultura, en especial en el rubro café. “Me siento orgulloso y Dios quiera que siga la misma metodología, para que nuestros cafetales no desaparezcan porque son fuente de ingreso para el país y contribuyen en lo ecológico ya que la arboleda nos ayuda a mantener los mantos acuíferos que es la vida de todos, empezando por las plantas y todo ser humano”, sostuvo Escobar.

La cooperativa ha sido fortalecida gracias al apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería a través de la Gerencia CENTA-CAFÉ. De acuerdo al cafetalero, se ha logrado mejorar las fincas, ya que el MAG les ha otorgado insumos agrícolas para combatir la roya del cafeto, foliares, equipo para fumigación y plantas de café para reactivar las fincas y renovarlas con nuevas variedades resistentes a plagas y enfermedades, condiciones que les hará producir con mejor calidad y tener mayor rentabilidad en los distintos mercados del mundo.

En las fincas se cosechan diferentes tipos de cafés como Gourmet, bajo las marcas Majada Oro y Atlácatl, café que es reconocido en países de Europa, Asia y América por su buen aroma y se produce en la cordillera del Bálsamo, calificada como una de las mejores en el cultivo del café.

A parte de mencionar todos los beneficios brindados por el MAG, el caficultor destacó su agradecimiento por la creación de la Gerencia de CENTA-Café, que les ha brindado asistencia técnica e investigación exclusiva para la caficultura, conocimientos que les permitirán mejorar la producción del cultivo. “Trabajar de la mano del Gobierno ha sido de gran auxilio”, expresó, Miguel Escobar.

(Visitada 188 veces, 1 visitas hoy)