El Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) culmina con éxito el proyecto “Biofertilizantes en cultivo de maíz, frijol y café como alternativa agroecológica para una producción sostenible en El Salvador”, en el cual se implementaron diferentes prácticas y tecnologías agroecológicas que facilitaron la disminución del uso de agroquímicos, mejorando la rentabilidad de los cultivos y contribuyendo a la economía de las familias productoras.

Este proyecto tuvo una duración de tres años y medio (diciembre de 2015 a mayo 2019), beneficiando a 2,600 productores de maíz y frijol en relevo y 400 caficultores, quienes adoptaron la utilización de técnicas de agricultura agroecológica que contribuyen al cuido y recuperación de los recursos.

El objetivo central del proyecto fue mejorar la productividad de los cultivos tradicionales de granos básicos y café a través de la introducción de tecnologías agroecológicas en El Salvador, y su inversión fue de $ 1,506,740.28 del Fondo Especial de Recursos Provenientes de la Privatización de ANTEL (FANTEL), ejecutándose en 30 municipios distribuidos en 10 departamentos del territorio nacional: Ahuachapán, Santa Ana, La Libertad, San Salvador, Cabañas, San Vicente, San Miguel, Usuluán, Morazán y la Unión.

Durante el evento de cierre llevado a cabo en la Estación Experimental San Andrés, junto a más de 500 familias productoras que le están apostando al impulso de una agricultura sostenible y resiliente al cambio climático, el director del CENTA, Rafael Alemán, afirmó que hay resultados concretos y números que indican que al usar biofertilizantes bajan los costos de producción, hasta el 40%, principalmente con la disminución del uso de agroquímicos.

Agregó que con la culminación de este proyecto, “es ahora que comienza el verdadero reto, el personal técnicos debidamente capacitado dará continuidad a la agricultura agroecológica y revertir los daños a nuestros recursos que por décadas han sido afectados”.

El Director también destacó que “en CENTA se ha construido un Laboratorio de Microbiología con el fin que tanto investigadores, extensionistas y diferentes usuarios se apoyen de este para tener una base científica con estas tecnologías”.

Entre las prácticas y tecnologías promovidas en las fincas de las familias productoras se encuentran: el uso de biofertilizante micorriza, manejo de rastrojos, análisis de suelos, remineralización del suelo, inoculación del suelo con microorganismos de montaña sólidos y líquidos, uso de caldos minerales como sulfocalcio y caldo bordelés, M-5 repelente orgánico, y biofermentos o abonos foliares orgánicos, entre otras. Además, se les entregó incentivos y se impartieron más de 900 capacitaciones sobre diferente temática agroecológicas.

Denis Elizabeth Cazún, productora beneficiaria del municipio de San Lorenzo, Ahuachapán, confirmó que con el proyecto ha mejorado la producción de su cultivo maíz y frijol, expresando que “recibí harina de roca y microrriza, gracias a estos productos usé poco químico, porque yo usaba 2 sacos en una manzana y ahora 1 saco por manzana”.

Explicó que con la implementación de las tecnologías agroecológicas la planta de maíz y frijol dio un mejor follaje, calidad de grano, buena producción, buen enraizamiento, suelo más fértil y menos químicos, además, bajo los costos de producción y hoy consume granos más saludables.

Los impactos del proyecto reflejan la recuperación de la fertilidad de suelos en 3,000 manzanas de maíz, frijol y café, un incremento del 19% en la producción de maíz de 46 a 55.65 qq/mz; en frijol un 22 % de 13 a 16.56 qq/mz y en el caso de café un aumento del 33% de 9 a 12 qq oro por /mz.

Asimismo, se logró la disminución del uso de agroquímicos, ahora de 6 productos que se usaban antes por manzana se emplea únicamente 3; en frijol de 7 productos químicos por manzana utilizan únicamente 4, y en el caso de los fertilizantes químicos se ha disminuido aproximadamente un 50 %.

Visión institucional

Como parte de la visión institucional, el Director de CENTA anunció una reconversión de las instalaciones del Multicentro Hortofrutícola, ubicado dentro de las instalaciones de la Unidad de Tecnología de Semilla del CENTA, y se convertirá en un centro de difusión agroecológico, en la que establecerán parcelas de investigación, se producirán abonos orgánicos y se capacitarán a las familias productoras y a estudiantes de las escuelas que requieran el servicio de enseñanza agrícola.

(Visitada 101 veces, 1 visitas hoy)