El informe de Rendición de Cuentas del período comprendido entre junio 2014- mayo 2017, presentado este día por el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), cita que a tres años de trabajo se han generado y transferido tecnologías a las familias productoras del país, situación que ha creado una ruta para la reactivación de la agricultura nacional.

A la presentación del informe asistió el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, y representantes de diversas organizaciones agropecuarias, funcionarios de gobierno, diputados de la honorable Asamblea Legislativa, organismos internacionales y cientos de productores del país, y tuvo lugar en las instalaciones del CENTA, ubicada en el municipio de Ciudad Arce, departamento de La Libertad, kilómetro 33 ½ , carretera a Santa Ana.

“El informe se enmarca dentro de una línea de trabajo del gobierno que impulsa el presidente Salvador Sánchez Cerén, para dar a conocer el quehacer del sector agropecuario y lo pongamos del conocimiento de la sociedad. Este un proceso diseñado por la Secretaria de Participación Ciudadana y Anticorrupción”, comentó el ministro Ortez.

En términos de modernización y fortalecimiento institucional, el informe señala que con el propósito de mejorar la atención de las familias productoras, se han rehabilitado agencias de extensión en Armenia, Candelaria de la Frontera, Cara Sucia, El Peñón, La Palma, San Francisco Gotera, San Martín, Santa Cruz Porrillo y Osicala. Además, se dio apertura a tres nuevas agencias de extensión (La Reina, Metapán y Quezaltepeque). “Hoy contamos con 40 agencias de extensión en las cuatro regiones del país. Se ha vuelto a poner en escena el papel protagónico del CENTA en la actividad agropecuaria”, comentó el ministro Orestes Ortez.

Asimismo, según el informe presentado por el director ejecutivo del CENTA, Rafael Alemán, entre las principales estrategias de trabajo se encuentran: la liberación de materiales de granos básicos realizadas con un buen potencial de rendimiento ante el cambio climático; las investigaciones en el rubro de hortalizas y frutas, y la adopción de tecnología por parte de 35 mil 972 productores y productoras.

De acuerdo al informe de evaluación, se ha brindado respuesta a problemas para enfrentar el cambio climático como sequías, plagas, enfermedades y dificultades de desnutrición, a través de la liberación de los nuevos materiales: frijol CENTA EAC (Enrique Álvarez Córdova), arroz CENTA A-RAZ (Rafael Arce Zablah), sorgo rojo CENTA CF (Comandante Feliciano) y CENTA Ch-G (Chano Guevara); y el híbrido de maíz CENTA H-CAS (Capitán Apolinario Serrano), tecnologías que están a disposición de los productores.

Dentro de los puntos señalados, también se investigaron nuevas tecnologías para la producción de hortalizas, relacionadas con dos variedades de tomate que permite a los productores la obtención de semilla; una variedad de yuca colombiana rosada que puede iniciar la cosecha a partir de los seis meses, prolongándose hasta los nueve sin problemas de endurecimiento; y se ha fortalecido la producción de semilla de papa.

En el sector frutícola, la Institución cuenta con tres tecnologías como las siguientes: uso de bolsas protectoras en papaya para el control de la mosca de la fruta, uso de solución de aceite vegetal más detergente para el manejo del acaro Tetanychus sp en papaya, uso de nitrato de potasio como inductor floral en mango.

En la producción animal se masificó con el sector ganadero del país el uso de ensilaje de sorgo CENTA Liberal como alternativa en la alimentación de ganado lechero.

También se han implementado diversas iniciativas y proyectos que han permitido trabajar en temas de mejoramiento genético; fortalecimiento de la base productiva y agroindustrial de la cadena de valor de cacao; cambio climático y agricultura agroecológica, entre otros.

En materia de servicio de Transferencia y Extensión Agrícola se enfatizó en acciones como el establecimiento de parcelas de granos básicos, hortalizas, plantas forestales, huertos familiares y escolares; además de conservación de suelos, instalación de sistemas de riego y cosecha de agua.

En lo relacionado con el apoyo a la producción comercial de alimentos, la Institución brindó asistencia técnica para la producción y comercialización de 833,832 quintales de granos básicos; en hortalizas, se comercializó 489,106 quintales de hortalizas, además, en el área pecuaria se atendieron 616 ganaderos, quienes produjeron y comercializaron 33,870,169 botellas de leche. En cuanto a la producción nacional de semilla certificada se produjeron 16,076 quintales de maíz y frijol.

Otras acciones que destacan en los tres años de gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén y como eje estratégico para reactivar la caficultura nacional es la entrega de 18,849.504 de plantas de café con resistencia a la roya, 195,778 litros de fungicidas y 91,552 litros de foliares entregados; y se realizaron 11,514 muestras de suelo y 2,766 muestras foliares de las regiones cafetaleras de El Salvador.

El informe afirma que con el apoyo de los proyectos, se han protegido 1,888 manzanas en 18 municipios con tecnologías que contribuyen a contrarrestar los efectos del cambio climático, en la que se benefició a un total de 8,000 personas; con la entrega de biofertilizantes, a 5,287 personas beneficiadas en 30 municipios, además se tiene la colección de 25 materiales criollos de cacao, entre otros aportes significativos en la ejecución del Plan estratégico Institucional 2017-2019 para el Buen Vivir, que se enmarca en el Plan Quinquenal de Desarrollo (2014-2019) El Salvador, productivo, educado y seguro.

(Visitada 127 veces, 1 visitas hoy)