La participación de la mujer es esencial en el proceso de validación de un nuevo grano básico (maíz, frijol, maicillo o arroz); por ello, para el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) es oportuno el involucramiento de este sector productivo, especialmente en su opinión con respecto a la aceptación o no de un nuevo material, en este caso la línea promisoria de frijol común SER-323.

Es así como el CENTA, a través del Programa Granos Básicos y la agencia de extensión en Zapotitán, realizó una evaluación participativa con productores del cantón La Colmenera, municipio de San Juan Opico, La Libertad, donde predominó la participación de la mujer  en 60% para realizar la prueba de degustación.

Fotografías

La actividad se desarrolló en la propiedad del productor Julio Rodríguez, quien ya cultivó una parcela de esta variedad. “Para mí el frijol es de calidad, ha salido bueno, pero en sus manos quedará la decisión de si es bueno o es malo, especialmente las mujeres que son quienes definen si el nuevo material es aceptado”, dijo Rodríguez.

Coincidiendo con el productor, el investigador del Programa, Rolando Ventura Elías, afirmó que el propósito de la actividad fue conocer la opinión de las familias productoras, principalmente de las mujeres, en cuanto a la degustación del frijol relacionada con el sabor y espesor del caldo, la suavidad del grano cocido, el tiempo de cocción y el color del grano para su comercialización.

Ventura agregó que la línea promisoria reúne las características agronómicas para su liberación, siendo algunas de ellas su tolerancia al estrés hídrico, resistencia a los virus del mosaico dorado amarillo y al mosaico común, y el color rojo claro (muy parecido al rojo de seda); sin embargo, al final, es la opinión las mujer la que define la aceptación y adopción del nuevo material.

Irma Idalia García fue una de las participantes en la degustación del frijol SER-323 y dijo: “es un frijol más suave y la sopa un poco espesa y con buen sabor”.

Al final de la degustación, investigadores y extensionistas realizaron la encuesta para conocer la opinión de quienes degustaron el frijol, teniendo como resultados que al 54% le gustó el espesor del caldo, el 50% señaló lo suave del grano para consumo y un 77% dijo que el color del grano es el ideal para su comercialización.

Cabe destacar que, en esta prueba de degustación, la variedad testigo que utilizaron fue CENTA Costeño II, que es la que predomina en la zona.

Segunda prueba de degustación

Ventura Elías señaló, también, que SER 323 está en su segundo año de validación en fincas de productores y esta es la segunda prueba de degustación que se hace con la población productora que ya sembró en sus parcelas la nueva línea. La primera la realizaron con las familias productoras de Nueva Concepción, Chalatenango.

(Visitada 97 veces, 1 visitas hoy)