Miembros de la Comisión Forestal de El Salvador analizaron el anteproyecto de Ley de Incentivos Forestales. El documento fue elaborado junto al Ministerio de Economía, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), representantes de la Comisión Forestal y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) como ente coordinador.

El anteproyecto fue presentado por la Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego (DGFCR) del MAG durante taller de socialización, con el apoyo técnico y financiero de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ). Este se discute al interior de la Comisión Forestal ya que ésta tiene entre sus funciones: velar por el desarrollo tecnológico e industrial de los recursos forestales, incentivos y demás actividades para la recuperación y aprovechamiento sostenible de la cobertura arbórea en el territorio nacional.

👉Ver galería fotográfica📸

Con la Ley propuesta se procura fijar incentivos para la reforestación y se consolida el establecimiento de lineamientos generales para la implementación del Programa de Fomento al Desarrollo Forestal Sostenible, a fin de aumentar la cobertura forestal y el desarrollo socioeconómico del El Salvador. Lo anterior implica la ejecución de proyectos productivos para el manejo y aprovechamiento sostenible de bosques naturales, establecimiento y mantenimiento de plantaciones forestales y sistemas agroforestales; impulsar el desarrollo de la industria forestal y la comercialización de sus productos.

De acuerdo con el instrumento, la autoridad responsable de la aplicación y administración del Programa es el MAG y, para ello, se conformarían dos comités: el Comité de Dirección y el Comité Técnico. El primero estará integrado por el MAG, a través de la DGFCR, el Ministerio de Economía (MINEC) y la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (COMURES); el segundo, por la DGFC del MAG, el Banco de Fomento Agropecuario (BFA) y dos representantes del sector privado que serán electos por la Comisión Forestal.

Se espera que, con la Ley de Incentivos Forestales, se aplique mejor la Política Forestal y se estimule a los productores para sigan protegiendo y ampliando el bosque y que, a su vez, perciban que además de contribuir, reciben del Estado una compensación económica ambiental.

El anteproyecto de Ley en mención se rige por ocho principios: Enfoque Territorial, Gobernanza Ambiental, Participación Social, Responsabilidad Compartida, Soberanía Alimentaria, Sostenibilidad, Transversalidad y Valoración.

(Visitada 59 veces, 1 visitas hoy)