Las juntas directivas de  22 comunidades rurales  del municipio de Tecoluca, en el departamento de San Vicente, se reunieron con los viceministros de Agricultura y Ganadería, y de Medio Ambiente y Recursos Naturales,  Hugo Flores y Ángel Ibarra, respectivamente, para analizar los impactos que está ocasionando el cultivo de caña de azúcar en esa zona del país, donde habitan más de 6 mil personas enfrentando daños colaterales ocasionados por dicho cultivo, como deforestación, daños del suelo por quemas indiscriminadas, disminución y contaminación de mantos acuíferos, y perjuicios al ecosistema en general.

Los representantes de las comunidades propusieron a los funcionarios trabajar conjuntamente con el fin de  ordenar y regular el cultivo de la caña de azúcar en la zona, fomentando las buenas prácticas agrícolas sin menoscabo de la agroindustria azucarera, que dinamiza la economía y genera empleo en el país.

En el marco del encuentro se llegó al acuerdo de dar seguimiento a la problemática mediante la conformación de un equipo de trabajo integrado por técnicos del MARN y MAG, y representantes de la Alcaldía de Tecoluca y de las comunidades.

“El trabajo abordará de manera integral la situación, para buscar sustentabilidad en la comunidad y, fundamentalmente, resarcir los daños que ha ocasionado al medio ambiente el cultivo intensivo de la caña de azúcar”, declaró el Viceministro de Medio  Ambiente y Recursos Naturales, Angel Ibarra.

De acuerdo al Viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores, “no se trata de prohibir el cultivo de la caña de azúcar, sino, de buscar alternativas para el desarrollo sostenible y reducir los impactos negativos en los ecosistemas y las comunidades”. Agregó que “con el sector cañero ya hemos hablado sobre la urgencia de fomentar la zafra verde y de usar biofertilizantes en sustitución de los madurantes utilizados por la industria azucarera en las fumigaciones aéreas hasta hoy.”

Los funcionarios enfatizaron que el gobierno impulsará acciones bajo un enfoque de sostenibilidad, para que este rubro agro productivo siga siendo proveedor de divisas y empleos para el país sin generar daños colaterales.

Por su parte, el representante de la comunidad Las Anonas, expresó: “agradecemos la apertura de los funcionarios, y tomaremos el hecho de que nos acompañan en este encuentro como muestra de voluntad para ayudarnos a resolver el problema desde el fondo”.

(Visitada 148 veces, 1 visitas hoy)