Para formalizar la colaboración interinstitucional entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillado (ANDA), que conducirá a la elaboración de varios diagnósticos, para rehabilitar los pozos del Distrito de Riego y Avenamiento N° 1, Zapotitán (Colón, La Libertad), las dos instancias de gobierno firmaron un convenio de asistencia técnica.

Con la rehabilitación de los pozos que abastecen de agua el distrito de riego, el gobierno busca incrementar la actividad productiva agropecuaria en dicha zona, para lo cual a partir de la firma del convenio, la ANDA diagnosticará como actividad prioritaria, los pozos número 10 y 13 y en una segunda etapa realizará diagnóstico de los 20 pozos restantes, que permitirá al gobierno la puesta en funcionamiento del 100% de pozos que conforman el Distrito Zapotitán.

Durante la firma de convenio, que se realizó en las instalaciones de ANDA, el ministro de agricultura, Orestes Ortez manifestó su satisfacción por el apoyo, ya que la firma de dicho convenio representa un constante trabajo en beneficio de los agricultores. “Les reitero a los productores de Zapotitán, que no hemos dejado de trabajar desde el 24 de septiembre”, expresó el ministro, luego de recordar que en esa fecha realizó una inspección técnica en Zapotitán, junto con el Presidente de ANDA.

El titular del MAG detalló tres aspectos importantes que se lograrán con esta cooperación:

• En primer lugar, se toman medidas provisionales para que los productores dispongan de agua de riego en verano
• En segundo lugar, se espera que para enero del próximo año se adjudique la compra de ocho bombas (motores nuevos), que será financiado con un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)
• La tercera medida y que es de largo plazo, es la sostenibilidad del sistema de riego, con lo que se busca modernizarlo para convertirlo en más eficiente

El distrito de riego y avenamiento N° 1 Zapotitán, creado el 20 de enero de 1971, como unidad técnico-administrativa dependiente del MAG, tiene una superficie potencialmente irrigable de 3 mil 200 hectáreas y fue construido para regar por gravedad y con agua subterránea proveniente de 22 pozos de bombeo profundo, que con el paso del tiempo han quedado en desuso por terminar su vida útil.

El MAG solicitó apoyo de la ANDA, a fin de resolver la problemática y regar durante la estación seca que recientemente ha iniciado. Dada la prioridad técnica, el Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez y el Presidente de ANDA, Marco Antonio Fortín Huezo, procedieron a la firma del convenio de cooperación interinstitucional. Con la reparación de los pozos 10 y 13 se garantiza la producción agrícola de unas mil 200 manzanas de tierra en la época seca.

La ANDA es una institución que tiene experiencia en la instalación, operación y mantenimiento de los equipos de bombeo, por lo que es factible la asistencia técnica al MAG, a fin de rehabilitar algunos pozos que se encuentran fuera de uso. El presidente de ANDA, Marco Fortín, expresó que se trata de “aprovechar el agua para trabajar la parte de riego y garantizar el suministro de agua no solo urbana, sino el tema del agua rural”.

Fortín informó que ya se ha actualizado el catastro rural, que permitirá a ANDA saber exactamente cuál es la cobertura de agua potable que se tiene a nivel rural en dicha zona. Con ese dato, se le pasará una propuesta al presidente de la República, “y no dudo que el trabajo, vamos a efectuarlo junto con el MAG, para ayudar a proveer el agua para riego y agua para garantizar a la población el agua potable”.

Según la Ley de Riego y Avenamiento, que aplica el MAG a través de la Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego, el gobierno tiene el compromiso de incrementar la producción y la productividad agropecuaria, mediante la utilización racional de los recursos suelo y agua, así como la extensión de los beneficios derivados de tal incremento, al mayor número posible de habitantes del país.

De ahí que el gobierno ha establecido como prioritaria, la búsqueda de alternativas de solución a las dificultades identificadas en el diagnóstico que se realizará y que según el convenio, tendrá vigencia de un año, contado a partir de la fecha de suscripción, pudiendo prorrogarse por mutuo acuerdo y previa solicitud de cualquiera de ellas, con por lo menos 30días de anticipación al vencimiento.

Recientemente los titulares de MAG y la ANDA constataron las condiciones en que se encuentra este distrito de riego y realizaron una inspección técnica en la zona, acompañados de los productores organizados que en días anteriores habrían solicitado el apoyo al MAG.

Dagoberto Arévalo, jefe de hidrogeología de ANDA, explicó que los pozos del distrito de riego de Zapotitán, en el invierno tienen el agua a nivel de la superficie y mantienen algunos pozos, temperaturas que oscilan entre 23 a 27 grados centígrados, mientras que otros reportan temperaturas superiores a los 40 grados centígrados.

Puso como ejemplo el pozo que tiene ANDA cerca de la zona, que tiene temperaturas arriba de los 40 grados centígrados y para poder suministrarla a la población hay que enfriarla, pero la temperatura no le quita la calidad al agua.

Responsabilidades interinstitucionales
El MAG, a través de la Dirección General de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego, tiene entre otras responsabilidades, la adquisición de las bombas y sus respectivos motores, en caso de que estos no puedan ser reparados por la ANDA, así como la entrega de cables para su instalación.

Si se adquieren equipos nuevos, para los pozos 10 y 13, el MAG realizará las indagaciones para determinar si es necesaria la modificación de la red de energía eléctrica que alimenta los pozos y la sustitución de las subestaciones adyacentes a los mismos, en cuyo caso el MAG suministrará los equipos y los instalará en coordinación con la distribuidora de energía eléctrica.

Para el caso de la ANDA, entre las responsabilidades destaca la propuesta de alternativas de solución al resultado del diagnóstico de los pozos y reparar, si es posible, las bombas sumergibles y los motores de los pozos 10 y 13, para lo cual deberá realizar las pruebas necesarias y colaborar con personal técnico especializado en el ensamblaje y montaje de las mismas.

Ambas instituciones deberán colaborar entre sí para buscar alternativas de solución a las dificultades identificadas como resultado del diagnóstico.

(Visitada 41 veces, 1 visitas hoy)