Establecer  el cultivo de  cacao en su finca, es lo que pretende la familia  Flores, participante del proyecto “Desarrollo Tecnológico y Fortalecimiento de la Base productiva y agroindustrial para la cacaocultura con enfoque agroecológico en El Salvador”, que impulsa el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova”-CENTA.

En el punto alto de la finca, el MAG a través del CENTA, ha construido un reservorio que tiene la capacidad de recolectar medio millón de litros de agua lluvia, con el cual la familia Flores regará en época de verano, ya que posee sistema de riego por gravedad y goteo, los árboles de cacao plantados recientemente y otros cultivos que tienen en una manzana de terreno como rosa de jamaica, plátanos, guineos, mangos, ajonjolí, chile y pepino.

La finca de la familia Flores, está ubicada en la franja del corredor seco,  en el municipio de Yucuaiquin, en La Unión, quienes recibieron recientemente la visita del personal técnico del CENTA, y representantes de la ONG internacional Rikolto, así como periodistas nacionales e internacionales,   para conocer de primera mano la adopción de la tecnología, como es el sistema de captación de agua lluvia.

Según Nelson Flores, propietario de la finca, el 30% de la producción de su parcela es para consumo familiar y los excedentes que representa el 70 % lo comercializa en el mercado informal, esto le sirve para satisfacer las necesidades de su  familia.

De acuerdo autoridades del CENTA, el reservorio es parte de los 95 que a nivel nacional el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) está construyendo para cosecha de agua lluvia, como una estrategia de resiliencia ante el cambio climático y aumentar la producción comercial y el desarrollo agroindustrial de la cacaocultura en el país.

Segunda visita

Luego la comitiva visitó a una familia productora de cacao y café, residente en el municipio de Tecapán, departamento de Usulután, donde vivenciaron el manejo de germoplasma de cacao ancestral.

Don Juan Cáceres propietario de la parcela, en un área de media manzana tiene sembrado 500 árboles de cacao, cultivo de más de 40 años de plantación, variedad cacao blanco criollo. “Antes vendía la semilla seca fermentada a nivel local; ahora con la asistencia técnica brindada por el CENTA, comercializa el material vegetativo, la mazorca para producción de plantas en vivero”, comentó don Juan.

Una representante de la ONG Rikolto, agradeció  al MAG la apertura brindada en lo relacionado a la construcción de la política nacional de cacao en El Salvador. “Esta política pretende orientar las pautas nacionales de posicionamiento del cultivo de cacao, que ha sido priorizado entre los diferentes cultivos a nivel de país”, señaló Gisela Alemán.

(Visitada 135 veces, 1 visitas hoy)