Delegados oficiales de la República de Ecuador y autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería de El Salvador, buscan acuerdos de cooperación para impulsar proyectos encaminadas al cultivo de cacao fino, homogenizar criterios, realizar capacitaciones, intercambios de conocimientos técnicos y experiencias desarrolladas, entre otras alianzas.

Eso fue parte de lo que se abordó tras la reunión que sostuvo el viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores con el embajador de la República de Ecuador, señor Segundo Andrango Bonilla; y el Subsecretario de Negociaciones Comerciales e Integración Económica, señor Alejandro Dávalos.

A la reunión también asistieron representantes de CRS El Salvador (Catholic Relief Services), del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador, Mesa Nacional del Cacao, Universidad de El Salvador del área agroindustrial y encargados del Programa Frutales y Cacao del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA).

“En el caso de El Salvador venimos trabajando hace unos años, tanto el sector público como el privado, en el caso del MAG, se ha incorporado en los planes de trabajo la Cadena de Cacao, tratando de acompañar y facilitar algunos incentivos, y nos parece interesante esta reunión para tratar temas de interés para ambos países”, manifestó el vicetitular Flores.

Se mencionó en el encuentro que la República de Ecuador exportó a países europeos y asiáticos la cantidad de 800 millones de dólares entre cacao, pasta, manteca y chocolate. De esos el 85% es cacao en grano; el 12% es cacao en manteca (polvo).

Y un 2 o 3% es chocolate. “Creo que es importante crear un valor agregado, crear industria, elaborar un producto de alta calidad. El cambio de la matriz productiva que pretendemos ambos gobiernos, sin dejar de ser productores y exportadores de la materia prima; pero si incrementar nuestras exportaciones en producto terminado”, señaló el Subsecretario de Negociaciones Comerciales e Integración Económica de Ecuador.

En la reunión, Eufemia Segura Magaña del programa frutales y Cacao del CENTA, habló sobre el trabajo que se desarrolla en El Salvador en este rubro, como es la caracterización molecular y evaluación de los materiales para desarrollar el programa de mejoramiento genético. ”Eso significa que El Salvador cuenta con materiales de alta calidad por su genética criolla y en ese sentido se puede ofrecer denominación de origen a los países compradores”, señaló la investigadora del programa.

Agregó que se cuenta con dos bancos de germoplasma en la estación experimental en las instalaciones del CENTA, ubicada kilómetro 33 y medio carretera a Santa Ana, donde se resguarda una gran cantidad de recursos genéticos como plantas medicinales, aromáticas y alimenticias.

En lo referente a nuevas tecnologías comentó que se tiene un programa de cosecha de agua (reservorios) para mantener agua todo el año para el cultivo de cacao.

En palabras de los asistentes

“Nos gustaría promover proyectos de interés mutuo de desarrollo agrícola sostenible y aplicación de nuevas prácticas agrícolas. En el marco de la III Ronda de Negociación del Acuerdo de Alcance Parcial entre El Salvador y Ecuador.

Igualmente el acuerdo comprende promover intercambio de información sobre el comercio de bienes agrícolas entre ambas partes, programas de capacitación para productores, técnicos y profesionales con el fin de mejorar la productividad y competitividad de los productos agropecuarios con valor agregado”, destacó el Subsecretario, Alejandro Dávalos.

“Conociendo el potencial que Ecuador tiene, desearíamos concretar la firma del acuerdo. Como país esperamos que en los próximos cuatro o cinco años podamos tener una producción muy significativa y por supuesto esto demanda una gran cantidad de posibilidades, no solamente en el tema de producción sino agregar valor a esa producción. El tema de investigación es necesario”, afirmó el viceministro Hugo Flores.

“Impulsar alianza cacao a través de un consorcio, es la apuesta más grande de los últimos 25 años, no solo por los fondos, sino por el impacto positivo para el país. Estamos ligados al cacao, nuestros pueblos originarios tienen su fundamento en la producción de cacao; en algún momento fue nuestra moneda nacional; hay un vínculo emocional con el producto. En estos momentos el cultivo de cacao se convierte en una posibilidad de reconstruir países, corredores biológicos y evitar la destrucción de pequeñas fincas de café de bajío, es una alternativa vincula al cambio climático y resiliencia”, expresó Gloria Recinos de Catholic Relief Services (CRS).

Datos El Salvador

En alineación con el Plan Quinquenal de Desarrollo de recuperar la producción de cultivos estratégicos, en esta caso el Cacao, se tiene proyectado para el año 2019 en alianza con CRS, incrementar áreas de producción del cacao a unas 20 mil manzanas.

Implementación del Proyecto “Desarrollo tecnológico y fortalecimiento de la base productiva y agroindustrial para la cacaocultura con enfoque agroecológico en El Salvador”. Con un monto destinado de 2 millones 200 mil dólares provenientes de la cooperación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

En el país se producen 200 toneladas de cacao al año y se busca incrementar los porcentajes de exportación y así aprovechar las oportunidades que brinda el comercio exterior, esta apuesta debido a la ampliación de las áreas de cultivo.

Se han establecido dos bancos de germoplasma, donde se guardan los materiales genéticos que se encuentran en las fincas de los productores para no perder la calidad de la semilla criolla (semilla blanca).

(Visitada 164 veces, 1 visitas hoy)