El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través del Centro de Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura (CENDEPESCA), ha logrado agilizar los procesos para que los proyectos que cumplen con los requisitos para exportación puedan concretizarse en el menos tiempo posible, generando así más empleos locales y aportando a la dinamización de las economías familiares.

Desde hace varias décadas, la pesca y la comercialización de mariscos han sido los pilares del negocio “Pesca Mar Azul” de la familia Morales; como buenos salvadoreños, pese a cualquier circunstancia, siempre ha apostado a mejorar su negocio y su planta procesadora. Lonjas de todas las especies permitidas, boca colorada, curvina, bagres, macarela, camarones, cangrejos, calamares y otros productos importados son parte de las variedades que los comerciantes ofrecen a sus clientes el Mercado “La Tiendona”.
Con mucho esfuerzo, esta familia logró establecer una pequeña planta procesadora para ampliar el negocio y con la proyección de exportar la pesca salvadoreña. “Ya tiempos teníamos deseos de exportar, pero nunca nos había ayudado; solo eran trabas. La nueva directora y el Ministro Anliker nos dieron un gran apoyo para agilizar los trámites, en el sentido que le dieron seguimiento y no nos archivaron los documentos”, expresó Zoila Ortiz de Morales, propietaria de “Pesca Mar Azul”.

“Afortunadamente con el cambio de Gobierno se nota que están buscando sacar a delante a todas las empresas, a las pequeñas. Nosotros pasamos varios años esperando a que nos ayudaran en CENDEPESCA, no solo para agilizar los trámites del Ministerio, sino que también para que nos apoyaran con los procesos en el Ministerio de Medio Ambiente”, dijo Elio Barrera, gerente de comercialización internacional de la Planta Procesadora “Pesca Mar Azul”.

Por instrucciones del Ministro Pablo Anliker, CENDEPESCA agilizó los trámites para que los proyectos para la exportación de productos pesqueros fueran priorizados y no engavetados como era costumbre; además, se indicó establecer comunicación directa y trabajo coordinado entre las Divisiones y Direcciones correspondientes de extender la documentación que exigen las acreditaciones para facilitar el cumplimiento de todos los requisitos.

Por otra parte, el MAG y el Ministerio de Medio Ambiente (MARN) están dando seguimiento de forma conjunta a todos estos proyectos que solicitan permisos de índole ambiental para poder operar conforme a lo que establecen las leyes nacionales vigentes.

‘’Nos han importado mucho las exportaciones, porque con esta actividad las economías familiares crecen y la economía nacional se dinamiza. Bajo mi dirección, los procesos se tramitan de forma inmediata y no los dejamos archivados, porque entendemos que el sector es importante para el desarrollo del país. Por muchos años los tuvieron en el abandono, ellos decía que nadie los tomaba en cuenta; sin embargo nosotros sabemos el valor que tiene”, afirmó Norma Lobo, directora de CENDEPESCA.

Gracias a este trabajo coordinado y al seguimiento que se da a cada caso, la gestión del Ministro Anliker ha permitido agilizar los procesos para poder entregar los permisos y las certificaciones a cinco plantas procesadoras de productos pesqueros para poder iniciar la exportación:
1. Pesca Mar Azul, de San Salvador.
2. Vista 2020, de San Salvador.
3. Tacachico International, de La Libertad.
4. Formosa S.A. DE C.V., de La Libertad.
5. ASPESCU, de San Miguel.

La Planta Procesadora “Pesca Mar Azul” como exportadora cumplirá un año a finales del 2020, pues las autorizaciones están vigentes desde enero. Hasta la fecha, han exportado hacia el mercado estadounidense cerca de 120 mil libras de pescado seco salado de especies como pargo, macarela, curvina, rovalo y jurel.

“Esperamos exportar a Europa, que es un mercado muy bueno. Eso no solo nos ayuda a nosotros como empresa, sino que también es de gran beneficio para los pescadores a los que les compramos”, aseguró Barrera.

 

“A futuro estamos con otro proyecto, estamos tramitando y reuniendo todo para poder exportar pescado fresco y para ampliar el mercado de exportación del producto seco salado”, añadió Zolia de Morales.

Mar Azul genera alrededor de 50 empleos y de forma indirecta apoya a otros integrantes de la cadena de valor con empleos provisionales; además, con la compra de más productos pesqueros, contribuye a la dinamización económica de otras familias de pescadores.

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy)