El Comité Nacional de Agricultura Familiar (CNAF) entregó de forma oficial la propuesta de política para el fomento de la agroecología en El Salvador, al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y a especialistas relacionados con la agricultura, con el objetivo de generar una transformación agropecuaria resiliente ante el cambio climático.

El coordinador del CNAF, Abel Lara, entregó la propuesta al ministro de Agricultura, Orestes Ortez; al diputado de la Comisión Agropecuaria de la Asamblea Legislativa, José Santos Melara; al decano de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de El Salvador, Juan Rosa Quintanilla; y al representante de OXFAN en El Salvador, Iván Morales, quienes ven con optimismo la reactivación de la agricultura y la implementación de la propuesta.

La política busca incorporar la propuesta de soberanía alimentaria, encaminada a la implementación de la agroecología como una alternativa sustentable que contribuye al logro de los objetivos: a) Recuperar los agroecosistemas degradados, restaurar los servicios ambientales o ecosistémicos, incrementar la biodiversidad; b) Aumentar rendimientos sustentables de la agricultura familiar campesina e indígena; c) Garantizar la satisfacción de las necesidades alimenticias y nutricionales locales y el desarrollo del campesinado productor de alimentos, especialmente de las mujeres y juventudes.

“Esta propuesta concuerda estrechamente con el Plan Quinquenal de Desarrollo del presidente Salvador Sánchez Cerén, y además, concurre perfectamente con los lineamientos de la estrategia de soberanía y seguridad alimentaria”, sostuvo el ministro de Agricultura.

Con esta propuesta, los beneficiados serán la población campesina de la agricultura familiar, personas consumidoras de alimentos y en general toda la población que recibe servicios ecosistémicos. En materia de comercialización y consumo, pretende que la sociedad tenga el beneficio de acceder de forma directa a alimentos agroecológicos producidos en el país, promoviendo el consumo responsable y el acceso de la agricultura familiar campesina a mercados favorables.

Abel Lara, coordinador del CNAF, manifestó que “Lo que buscamos específicamente es que tengamos un instrumento político estructural que nos permita dialogar entre la academia, los tomadores de decisión y por supuesto nosotros los campesinos alrededor de esta temática”.

Los lineamientos de la política van dirigido a la sociedad en general, en especial a la población campesina y a los representantes y funcionarios del Estado, y propone la transformación de los sistemas agropecuarios actuales por sistemas agroecológicos que contribuyan al desarrollo rural, a la restauración de ecosistemas y paisajes, a contribuir a la salud y la nutrición de la familia salvadoreña.

En dicho evento, el ministro también recibió de parte de la Facultad de Agronomía, un estudio de identificación de macroinvertebrados en el suelo, documento que fue entregado por el decano Juan Rosa Quintanilla.

Deseo felicitar a la Universidad de El Salvador a través de esta importante facultad por el trabajo de la identificación de macroinvertebrados, porque es un aporte que contribuye al desarrollo de la agricultura, subrayó el ministro Orestes Ortez.

(Visitada 152 veces, 1 visitas hoy)