Considerada como un centro de formación y entrenamiento de alto rendimiento, para fomentar la cultura del café en toda su cadena, es la Escuela de Café de El Salvador, ubicada en las instalaciones del Consejo Salvadoreño del Café, Santa Tecla, La Libertad, que año con año abre sus puertas para recibir a estudiantes y profesionales que deseen aprender y/o reforzar sus conocimientos sobre barismo, catación, tostaduría, métodos de preparación y arte Latté (dibujos en taza).

La Escuela de Café en El Salvador nació en el año 2007, a la fecha ha capacitado a más de 6 mil 500 personas, quienes durante estos años han sido conducidos por expertos de reconocimiento internacional.

Este centro de formación es una herramienta más dentro del plan de promoción que ejecuta el Consejo Salvadoreño del Café (CSC), para posicionar el grano de oro tanto en el mercado nacional como internacional.

Las áreas en las que los especialistas han recibido reconocimiento son las siguientes:

 Catador certificado
 Barista
 Catadores
 Tostadores
 Jueces Taza de Excelencia
 Técnicas en beneficiado húmero y seco
 Jueces sensoriales en campeonatos de barismo
 Barista oficial ante compradores de Asia, América y Europa
 Coordinadores en ferias internacionales, preparación de bebidas, especialistas en calidad e instructores de Escuela de Café

“Italia es un mercado exigente, pionero e innovador en cuanto a métodos de preparación. Año con año nuestros baristas viajan a ese país para capacitarse”, expresó el director ejecutivo del CSC, Hugo Hernández.

De acuerdo al jefe del departamento de Control de Calidad del CSC, Ernesto Velásquez, estudiantes de barismo de países como Alemania, Taiwán, Corea y Japón, vienen a El Salvador para realizar la prueba final en la parte práctica.

“Conocen el proceso agroindustrial del café, la corta, recolección, trabajo de agronomía, procesamiento del café, y realizan jornadas de entrevistas a productores de las 6 cordilleras cafetaleras del país. Al regreso a su país pasan a la etapa del proceso de graduación y están acreditados para poder ejercer su trabajo, instalar un negocio o mejorar el que ya tienen “, señaló Velásquez.

“En el país existen baristas capacitados en la Escuela de Café de El Salvador, han participado en concursos internacionales y también tienen sus propios negocios, incluso, hay hijos de socios de cooperativas que son los baristas de su empresa”, detalló Hugo Hernández.

Cursos

En los diferentes cursos participan un grupo máximo de 12 personas. En la rama de Barismo, los alumnos aprenden a elaborar nuevas y diferentes bebidas a base de café, utilizando diversos tipos de leches fluidas. Los métodos para elaboración de bebidas son: espresso, capuchinos, cortadito, americanos, latte, moca, entre otros. También en la asignatura convergen historia, estudios y prácticas realizadas al café.

En la disciplina de Catación, existen dos categorías la básica y la intermedia. Los alumnos distinguen la calidad de los cafés, sus cualidades y propiedades que va desde su fragancia, aroma, acidez y cuerpo de cada café. Además se instruye al alumno mediante reglamentaciones internacionales para formar parte del grupo de competidores en el Campeonato Salvadoreño de Baristas.

En los cursos de Tostaduría, se cuenta con básico, intermedio y avanzado, en esta capacitación se establece las bases teóricas y metodológicas correctas del buen procesamiento del café con un tueste según el mercado requerido y utilizado: Barismo, Catación y otros métodos de preparación.

Información sobre formación:

Curso de Catación
6 horas
Duración: 3 días
Costo: $75.00

Curso de Barismo
6 horas
Duración: 2 días
Costo: $65.00

(Visitada 917 veces, 1 visitas hoy)