Las enfermedades causadas por agentes de virus y bacterias atacan en cualquier época del año a las especies menores y mayores, provocando una baja producción y mortalidad de los animales dentro de las comunidades rurales.

Por ello, hombres y mujeres rurales del cantón El Jícaro aprendieron a elaborar un jarabe expectorante natural para prevenir enfermedades respiratorias de aves, cerdos, cabras y ganado, práctica enseñada por la agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) en Tacuba.

Los materiales utilizados son de bajo costo y existentes dentro del caserío Retiro Silencio, municipio de Tacuba, departamento de Ahuachapán; donde cuentan con los insumos necesarios para su elaboración.

Douglas Molina, extensionista de agencia, expresó que la práctica está orientada para que las familias rurales minimicen los costos y aprovechen las plantas que se encuentran dentro de la comunidad, con un alto valor medicinal.

Explicó que para realizar el jarabe expectorante se utiliza: “2 ½ libras de rajas de ocote, 5 libras de hojas de eucalipto, 4 cabezas de ajos, 3 libras de azúcar o atado de dulce, 40 litros de agua y limón”.

El técnico indicó que para el procedimiento se deposita el agua en una olla, se pone al fuego a hervir, se le agregan las rajas de ocote (lavadas y en trocitos), las hojas de eucalipto; cocer a fuego lento por 10 minutos, remover; y tres minutos antes de retirar del fuego se agregan los ajos (pelados).

Retirar la olla del fuego, dejar en reposo por 10 minutos, tapada, luego se retiran los materiales y se cuela el preparado, añadir al cocimiento el azúcar y el jugo de limón, dejar que se enfríe y luego envasarlo.

PROPIEDADES
El ocote contiene propiedades expectorantes, antisépticas, emolientes y balsámicas, eficaces para las afecciones de tipo respiratorio, tales como bronquitis y asma y es igualmente muy útil contra resfriados, rinitis y sinusitis y puede aplicarse igualmente con buenos resultados en forma tópica, por vía oral o en baños calientes. Despide una resina al momento que está hirviendo el agua y su efecto es antiinflamatoria.

En el caso del eucalipto actúa como antiinflamatorio (facilita la respiración), antimicrobiano (controla microbios y bacterias como la bronquitis, sinusitis, traqueítis) y expectorantes (son olorosas y ricas en aceite eucaliptol).

El ajo posee un compuesto de azufre llamado Alicina, se vuelve antioxidante, desintoxica y sirve como desparasitante.

DOSIS RECOMENDADAS PARA QUE INGIERAN LOS ANIMALES
1 gota al día por pollito, recién nacido, 2 cc por ave adulta, una vez al día; 25 cc en 10 litros de agua para cabras y cerdos, y 50 cc en 10 litros de agua para ganado vacuno. Estas dosis se pueden repetir hasta controlar los problemas respiratorios, recomienda Molina.

Jorge Hernández Ramos, productor de la zona, comenta que estas prácticas es importante aprenderlas, debido a que la comunidad está bastante retirada de la zona urbana y se les dificulta la compra de medicinas para los animales, “las más interesadas en recibir la capacitación han sido las mujeres, ya que ellas son las que se encargan de mantener en el hogar la crianza de gallinas, patos, cabras y otros animales”.

Asimismo, Teresa de Jesús Hernández manifestó su agradecimiento por brindarles este tipo de capacitación y alternativa natural para controlar las enfermedades que atacan a sus gallinas. “Me siento muy contenta porque nunca me imaginé este tipo de receta que controlaría el problema respiratorio de mis aves y voy a elaborarlo, porque son materiales que los encuentro dentro del caserío y económicas”.

(Visitada 17 veces, 1 visitas hoy)