La Comisión Técnica del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) dialogó sobre el trabajo para prevenir y controlar el avance de la plaga que afecta a las plantaciones de cítricos en la región y que es motivo de alerta en El Salvador. Asimismo, los funcionarios de 9 países analizaron otras plagas que afectan a productores como la roya, la fusariosis en el cultivo del banano y el pulgón amarillo del sorgo.

La Comisión Técnica del OIRSA desarrolla su 65ª reunión ordinaria del 26 al 28 de febrero del 2020 en la ciudad de San Salvador, El Salvador. Una actividad en la que participan los directores de Sanidad Vegetal, Salud Animal, Servicios Cuarentenarios e Inocuidad de los Alimentos; de los Ministerios y las Secretarías de Agricultura y Ganadería de México, Centroamérica y la República Dominicana.

El acto de inauguración de la reunión contó con la participación del Ministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, Pablo Anliker; el Director Ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina; y el Director Técnico del Organismo, Octavio Carranza. En la reunión de la Comisión Técnica, se expuso el trabajo de prevención y el control de plagas y enfermedades que afectan a la región como el Huanglongbing (HLB) de los cítricos, por la cual se decretó un estado de emergencia fitosanitaria en El Salvador y que ha provocado pérdidas en todo el istmo.

“Ya iniciamos un plan para conocer la situación fitosanitaria de las plantaciones de cítricos a nivel nacional, que contempla verificar el grado de afectación, la compra de reactivos para realizar el diagnóstico de la enfermedad, fortalecer la red de laboratorios y prohibir la comercialización de plantas que no estén certificadas, entre otras medidas”, aseguró el Ministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, Pablo Anliker.

Asimismo, destacó que, en el marco de esta alerta nacional, el MAG ha contado con el apoyo de OIRSA, que desde el primer momento brinda su acompañamiento técnico, en base a la experiencia acumulada del proyecto regional de HLB, que implica la certificación de plantas sanas de cítricos. El Salvador cuenta con un área aproximada de 14,000 hectáreas cultivadas de cítricos, lo que representa una cosecha anual de 90 toneladas métricas de fruta fresca, dentro de una cadena productiva de alrededor de $15 millones anuales.

Por su parte, el director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina, indicó que El Salvador ha hecho lo correcto con esta declaratoria que busca proteger a los citricultores del país y su producción. “Las autoridades de Agricultura están cumpliendo en proteger a la citricultura del país ante el ataque de una enfermedad que ya afecta la producción de países vecinos como Honduras y Guatemala. Como OIRSA brindaremos apoyo técnico a El Salvador en su labor de proteger los cultivos de naranjas, limones y otros cítricos del país”, dijo Medina.

(Visitada 491 veces, 1 visitas hoy)