Autoridades de la Dirección General de Ordenamiento Forestal,  Cuencas y Riego (DGFCR) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (Koica) y  de alcaldías municipales de San Miguel y Morazán, se reunieron este martes 5 de marzo para darle seguimiento al “Proyecto de respuesta al cambio climático para la restauración de zonas de recarga hídrica en subcuencas de San Miguel y Morazán”.

En ese marco se abordaron las acciones implementadas en los cuatro componentes del proyecto que son: Captación y almacenamiento de aguas para uso agrícola y doméstico; restauración de suelos; restauración forestal, y fortalecimiento de las capacidades para la construcción de resiliencia para mejorar los medios de vida de las personas.

La actividad fue presidida por el director de la DGFCR, Luis Torres, quien señaló que “lo que se busca con el proyecto es proteger esas zonas que abastecen de agua a los nueve municipios del país intervenidos”. Del departamento de Morazán: San Francisco Gotera, San Carlos, Cacaopera, Delicias de Concepción, Chilanga, El Divisadero y Jocoro. En San Miguel: Comacarán y Uluazapa.

Según se detalló, bajo estos componentes se construirán reservorios en cada uno de los municipios a intervenir; establecimientos de sistemas de captación de aguas para consumo; obras y prácticas de conservación de suelos; establecimientos de viveros forestales; obras de reforestación para proteger zonas de recarga hídrica, y establecimientos de sistemas agroforestales.

De acuerdo con Torres, la reunión fue propia para informar y coordinar el trabajo con los actores locales en el marco del componente tres de dicho proyecto como es la Restauración Forestal, entre ellas,  la implementación de prácticas de reforestación y agroforestería a fin de lograr una actividad agrícola resiliente.

“Lo que necesitamos de ustedes es que nos ayuden a identificar las manzanas de terreno que faltan por intervenir y los beneficiarios; de tal forma que podamos establecer esos sistemas agroforestales, consistente en la entrega de 20 árboles frutales  y 70 forestales por manzana a cada beneficiario”, indicó Torres.

De acuerdo al gobernador de Morazán, Luis Enrique Salamanca, este proyecto es factible en términos de tiempo para su implementación. “Revisando los cronogramas estamos bastante a tiempo de cumplir con algunas metas por municipio para proteger estas áreas hidrográficas. Hay que recordar que estamos dentro del corredor seco de Morazán; esto nos va ayudar mucho a la infiltración de agua, a la protección del suelo incluso a la protección de las especies que tienden a desaparecer”, recalcó el funcionario.

El alcalde de Delicias de Concepción, departamento de Morazán, Luis Enoc Villela, señaló que el proyecto fortalecerá la zona de recarga hídrica en las comunidades del municipio. Además dijo que es un proyecto que tiene componentes como es la capacitación y la asistencia técnica y “todo lo que tiene que ver con el apoyo a las familias”, enfatizó.

“Tenemos muchos productores que trabajan en granos básicos, hortalizas y frutales. Para nosotros es una alegría ser parte de este proyecto, porque vamos a tener el apoyo con construcción de reservorios para poder cosechar agua; también trae un componente que es la entrega de tanques de captación de agua lluvia. Es un proyecto innovador y que al final nos va a dar muchos beneficios a nuestras familias en nuestros municipios”, destacó el edil.

Con la ejecución de este proyecto, el MAG espera favorecer a unas 1,500 personas y su grupo familiar de forma directa; y un aproximado de 7,500 habitantes de los municipios de San Miguel y Morazán. La implementación cuenta con el apoyo financiero de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) y del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

(Visitada 71 veces, 1 visitas hoy)