Reconociendo la labor productiva e invaluable contribución a la seguridad alimentaria y a la dinamización económica del país, en 2012 la Asamblea Legislativa decretó que cada 23 de octubre se celebraría el Día Nacional del Pescador Artesanal.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) se suma a esta importante celebración y reconoce todos los aportes del sector para desarrollo económico de la nación; además, se compromete a incrementar el apoyo institucional. “Vamos a desarrollar más proyectos y con mayor alcance para mejorar la situación de los pescadores individuales y asociados que fueron excluidos por las administraciones anteriores. El Presidente Nayib Bukele nos ha pedido invertir en todos los sectores productivos y ustedes son uno de los más importantes”, expresó el Ministro Pablo Anliker.

Según los pescadores artesanales, son dos días los que dedican a la celebración del Día Nacional del Pescador Artesanal. Cuentan que la tradición en el puerto de La Libertad incluye procesiones en lanchas, quema de pólvora y actividades recreativas con las familias de cada pescador, turistas y otros integrantes de la cadena de valor.

Con el paso de los años, los pescadores artesanales han tenido que adaptarse al uso de nuevas tecnologías para la navegación, al establecimiento de regulaciones para la ordenación pesquera y a los cambios en la dinámica de la pesca causados por el cambio climático.

“La pesca ha evolucionado; ahora, si usted no tiene un navegador, un GPS, una buena brújula y un buen equipo de pesca, no saca suficiente producto. Hoy toca trabajar con coordenadas, hay que ser estudiado; antes no, a puras señas nos comunicábamos, por eso hoy el estudio se valora”, contó Gerardo Pérez, pescador artesanal de La Libertad.

En ese marco, la directora del Centro de Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura (CENDEPESCA) del MAG, Norma Lobo, asegura que se han incrementado los esfuerzos para dar acompañamiento técnico a los pescadores, a través de asesorías y capacitaciones, entrega de recursos, insumos y herramientas; además de mejorar la calidad del servicio que se da en cada oficina de CENDEPESCA.

Pérez y su compañero pescador aseguran que antes de las 6 de la mañana salen del muelle para tirar las redes o los anzuelos a buena hora. “Hay días buenos y otros en los que no se saca nada. Este trabajo es formidable, lo heredamos de nuestros padres. Si volviera a nacer, volvería a ser pescador. Me encanta, pero esto no es de cualquiera”, expresó el pescador artesanal.

 Los productos pesqueros que capturan se destinan a la comercialización directa; los ingresos de cada faena son invertidos en combustible; servicio de winche (Cabrestante) en puerto; mantenimiento de las lanchas y motores; limpieza y elaboración de equipos y artes de pesca, entre otras actividades que se realizan antes y después de las capturas.

 “Por medio de CENDEPESCA y la AMP -Autoridad Marítima Portuaria- andamos haciendo las pescas con todos los documentos vigentes y los permisos que nos piden. Tener los documentos nos da garantía de hacer las cosas bien, pero también nos garantiza la seguridad de nosotros ya dentro del mar”, aseguró Mario Hernández, pescador artesanal de La Libertad.

Según los registros de CENDEPESCA, se encuentran activas 9,255 Autorizaciones de Pesca Artesanal: 6,640 para extraer en aguas marinas y 2,599 para extraer en aguas continentales. Por otro lado, las Licencias de Pesca Artesanal que están activas son 455: 413 para aguas marinas y 42 para aguas continentales. Es decir, actualmente hay 455 embarcaciones con documentación vigente para realizar faenas de pesca artesanal.

En este sentido, las autoridades del MAG han reiterado la importancia de mantener la documentación en regla para evitar decomisos, combatir la pesca ilegal, reducir la competencia desleal, acabar con el contrabando y, además, aportar a la conservación de los recursos para garantizar la sustentabilidad de las actividades pesqueras. Asimismo, contar con la documentación requerida les facilita a los pescadores artesanales acceder a los programas o proyectos que ejecute el MAG, a través de CENDEPESCA.

PESCA ARTESANAL
Según la Ley General de Ordenación y Promoción de Pesca y Acuicultura, la pesca artesanal o de pequeña escala es toda extracción que se realice con medios donde prevalezca el trabajo manual, utilizando o no embarcaciones de 7 a 10 metros de eslora.

Este tipo de pesca puede realizarse en zonas costeras y en aguas continentales; en el caso de la pesca artesanal en aguas marinas, dentro de la primera milla náutica (0-1) se permite la extracción manual de conchas, ostras, almejas, cangrejos, entre otras especies autorizadas, haciendo uso de trampas, nasa, anzuelo y arpón.Después de la primera milla marina se permiten artes de pesca (redes agalleras) con una luz de maya de 2.5 pulgadas, mejor conocida como maya 7, con la que se capturan camarón, langosta, tamalito, entre otras especies; la maya 6 con una luz de maya de 3 pulgadas, para capturar macarela, pargo, ruco, corvina, entre otras especies; además, se usan redes más claras como las redes robaleras.

En el caso de los aperos de pesca artesanal, se utilizan líneas de mano con diferente número de anzuelo; para captura de tiburón, parguetas y otras especies también se suele usar el arpón; la cimbra es utilizada para hacer pesca dirigida a especies más grandes como rayas, guacamayo, parguetas, dorado, tiburón, entre muchas especies más; en este caso particular, la pesca se realiza dentro de las 5 millas hasta las 80 millas náuticas, llamada también pesca artesanal de altura.

En cualquier tipo de pesca se mantiene prohibido el uso de explosivos y químicos; además de la pesca con redes ilegales, como la endiablada o brujas. Asimismo, todos los pescadores y pescadoras artesanales están obligados a acatar las disposiciones emitidas por Ley para la Ordenación de la Pesca.

Es obligatorio portar carnet de pescador y licencia para embarcación vigentes para realizar cualquier tipo de pesca.

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy)