El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con la responsabilidad de dar cumplimiento al Pacto Nacional por la Caficultura, inició este 28 de abril, en el municipio de Izalco, departamento de Sonsonate, la entrega de más de 7 millones de plantas de café con variedades resistentes al hongo de la roya, que permitirá renovar el parque cafetalero del país.
La reactivación de la caficultura nacional es un compromiso integrado entre el sector cafetalero, el gobierno y otros sectores que buscan fortalecer el rubro café, en ese sentido, el Pacto firmado en febrero del año pasado estableció, entre otras cosas, acciones inmediatas como la producción de viveros, el control de la roya y del hongo de la Antracnosis. Medidas que fueron adoptadas con responsabilidad e incorporadas como prioridad en el Plan Quinquenal del Gobierno, así como también en el Plan Estratégico Institucional del MAG.

Durante el acto oficial, el presidente de la República destacó que las plantas entregadas a los productores de café significa, no solo la renovación del parque cafetero para mejorar la producción del aromático, sino también una contribución al medio ambiente, a la generación de empleos y al impulso de la economía, ya que esto crea condiciones para mejorar los precios del café.

“Mi compromiso es que en estos cinco años, el sector cafetalero, uno de los factores determinantes para nuestra economía, vuelva a recuperar su capacidad productiva”, reafirmó el mandatario durante el evento que se desarrolló en Cooperativa Las Lajas del municipio de Izalco.

Acompañaron al Presidente Salvador Sánchez Cerén y al Ministro Orestes Ortez, el gobernador de Sonsonate, Sidney Iván Linares; la diputada y presidenta de la Comisión Agropecuaria de la Asamblea Legislativa, Audelia López; el alcalde de Izalco, Alfonso Guevara; caficultores y firmantes del Pacto Nacional por la Caficultura.

Con el programa de renovación y reactivación de la caficultura nacional, que ahora inicia con la entrega de más de 7 millones de plantas de café, el gobierno está invirtiendo 2 millones 900 mil dólares, explicó el presidente Salvador Sánchez Cercén, inversión que se utilizó en la compra de plantas a los viveristas y su posterior traslado en apoyo a más de 4 mil 200 caficultores beneficiados de las 6 cordilleras cafetaleras del país, Alotepec-Metapán, Apaneca-Ilamatepec, Bálsamo-Quetzaltepec, Tecapa-Chinameca, Chinchontepec y Cacauatique.

Las variedades de plantas que se entregarán a los productores cafetaleros son resistentes a la roya, condición que también contribuirá a mejorar los rendimientos de producción, en beneficio tanto de las familias productoras como de la economía del país.

Variedades a entregar:

• Catimores: Costa Rica 95, Lempira, Catisic, Colombia, Catimor
• Sarchimores: Cuscatleco, Sarchimor, Parainema
• Arabustas: Icatú Rojo, Icatú Amarillo

Como parte del proceso y para garantizar que la planta sea de buena calidad, el MAG, a través de la División CENTA-CAFÉ y de la Dirección General de Sanidad Vegetal verificó la creación de los almácigos, el cultivo y el desarrollo de la plantita de café, por eso el Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestez Ortez, realizó en febrero una gira por los diferentes viveros del oriente y occidente del país, para constatar las condiciones de los plantines.

La División CENTA-CAFÉ, es otra de las acciones del gobierno para reactivar la caficultura, fue creado el año pasado con 75 especialistas, a la fecha ya cuenta con 84 técnicos, quienes están a la disposición en 23 oficinas a nivel nacional, para apoyar a los cafetaleros a dar un buen manejo agronómico a las plantaciones.

Esperanza Caridad Reyes, del municipio de San Julián, Sonsonate, productora de café y beneficiada, agradeció en nombre de todos los productores del país el apoyo del gobierno hacia el sector cafetalero, porque la entrega de plantas y la renovación del parque cafetero es una de las promesas cumplidas del Presidente Salvador Sánchez Cerén.

“Agradezco al gobierno porque muchos hemos sido beneficiados con productos para el control de la roya, con asistencia técnica, capacitación y en esta oportunidad con plantas de café resistente a la roya, que nos permiten recuperar la productividad de nuestras fincas. Tenemos plena confianza que a través de la reactivación de las fincas cafetaleras estamos construyendo el progreso social, económico y ambiental del país”, señaló Esperanza Reyes, quien tiene una pequeña parcela de dos manzanas de cafetal.

(Visitada 48 veces, 1 visitas hoy)