El Ministro de Agricultura y Ganadería, Lic. Orestes Ortez, a través del Banco de Fomento Agropecuario (BFA), ha puesto a disposición de los agricultores, una nueva línea de crédito con la que el gobierno pretende impulsar la agricultura orgánica a nivel nacional.

Este tipo de agricultura, busca utilizar al máximo los recursos de la finca, dándole énfasis a la fertilidad del suelo, la actividad biológica, minimizar el uso de los recursos no renovables y el no utilizar fertilizantes y plaguicidas sintéticos para proteger el medio ambiente y la salud humana.

Con esta medida, el gobierno busca colocar a El Salvador a la vanguardia de la tecnología productiva, dado que la agricultura orgánica involucra mucho más que no usar agroquímicos, unido a que en Centroamérica se está produciendo una gran variedad de productos agrícolas orgánicos para exportación.

“El lanzamiento de esta línea de crédito para el fomento de la agricultura orgánica, reafirma la voluntad del gobierno y las instituciones del sector, de seguir desarrollando la solución estructural que necesita la agricultura en el país”, dijo el Ministro Ortez durante el lanzamiento del producto financiero.

En esa tendencia, el gobierno apuesta por el financiamiento estatal, que a través del BFA busca apoyar económicamente a los pequeños y medianos productores de hortalizas y granos básicos que quieren trabajar bajo el nuevo modelo de producción.

Para el Ministro de Agricultura, el lanzamiento de la nueva línea crediticia significa para los agricultores “cultivar productos sanos, que contribuyan a la salud de los salvadoreños y en armonía con el medio ambiente”.

“La agricultura orgánica es la agricultura del futuro, no solo para adaptarnos con ella al cambio climático, sino también por las grandes bondades en la nutrición de las familias salvadoreñas”, destacó el titular del MAG.

Durante el lanzamiento del nuevo producto financiero, también se aprovechó a firmar un convenio de cooperación y asistencia técnica entre el BFA y el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), donde el CENTA se convierte en la entidad oficial pre-calificadora y encargada de certificar, gratis, los cultivos orgánicos.

El CENTA, además de la certificación, ofrecerá asistencia técnica a los productores que lo soliciten. Así se concibe en el convenio firmado entre la presidenta del BFA, Ana Lilian Vega Trejo; el Director Ejecutivo del CENTA, Alirio Edmundo Mendoza y el Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, en calidad de testigo de honor.

Productos a financiar
La línea de crédito esta focalizada en los cultivos de maíz, frijol, sorgo, arroz y hortalizas que se desarrollen cumpliendo las normas establecida en un paquete tecnológico. Los créditos serán facilitados por el BFA, a una tasa de interés anual del 4%, para créditos de hasta $3 mil dólares. Montos superiores a $3 mil dólares, se concederán a una tasa del 9% de interés.

Con la puesta en marcha de esta línea de crédito, el Gobierno atiende el clamor de los diferentes sectores productivos del país y de la sociedad civil, con el objetivo de contar con una herramienta financiera que les apoye para sustituir, de manera gradual, el modelo tradicional de producción agrícola, especialmente el de subsistencia.

En ese sentido, los productores podrán implementar prácticas de conservación y tecnologías verdes, que contribuirá a reducir el uso de agroquímicos. Se estima que con esta iniciativa empresarial, podrían beneficiarse 14 mil productores individuales y diferentes cooperativas que ya trabajan bajo la agricultura orgánica.

Los planes a futuro es que bajo esta modalidad, se incorporen potenciales usuarios que, motivados por la agricultura orgánica, se introduzcan en este nuevo sistema de producción.

Para solicitar el financiamiento, los productores tienen que gestionar, de forma anticipada, la precalificación con el CENTA, fin de demostrar que están desarrollando un proceso de agricultura orgánica.

Contando con el documento de calificación, el interesado puede acercarse a tramitar, en cualquiera de las 38 agencias del BFA, la línea de crédito respectiva.

Paquete tecnológico
La línea de crédito será respaldada por un paquete tecnológico que obliga durante los primeros 4 años, a implementar prácticas conservacionistas, tales como la no quema del área del cultivo, el uso de los rastrojos como cobertura, siembra de curvas a nivel o al contorno, no pastoreo o pastoreo controlado y no uso de agroquímicos o de banda toxicológica de color rojo. Todas estas actividades deben realizarse durante el primer año de cultivo.

Para el segundo año, el productor debe continuar con la práctica del primer año, más la implementación de prácticas y obras de conservación, participación en capacitaciones y en caso de aplicación de agroquímicos, que sean con banda toxicológica color verde.

En el tercer año, continuará con el desarrollo de las actividades del primer y segundo año, más la implementación de sistemas agroforestales, la reducción en aplicación de productos químicos sintéticos y finalmente en el cuarto año, todo lo implementado en los primeros tres años, unido a la elaboración y aplicación de productos orgánicos.

La iniciativa también será apoyada por un equipo interministerial involucrado en los temas de salud y contaminación del medio ambiente, como son el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de Salud (MINSAL), Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (MARN) y Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS).

(Visitada 95 veces, 1 visitas hoy)