El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con una inversión de $600,000,  inauguraron en la frontera San Cristóbal del municipio de Candelaria de la Frontera, Santa Ana, la nueva infraestructura para realizar tratamientos cuarentenarios; obra que fortalece el control de plagas, enfermedades y la protección del patrimonio agropecuario del país.

En este nuevo puesto cuarentenario, se proyectan realizar 1,050 tratamientos cuarentenarios al mes, lo que permitirá una mayor eficiencia y seguridad en las funciones cuarentenarias de inspección, control y de tratamientos. Además, contribuirán a descongestionar y agilizar el paso vehicular por la frontera, ya que tiene un área con capacidad para atender 14 camiones en forma simultánea y anden de inspección para el servicio de cuarentena y aduana completamente techado.

El puesto de control incluye:

  • Un módulo de oficinas que albergará al personal de cuarentena del MAG, el OIRSA y personal de la Dirección General de Aduanas.
  • La construcción de una caseta para el Controlador de Medios de Transporte (CMT) de la Dirección General de Aduanas (DGA).
  • Área para el descanso de motoristas.
  • Bodega para el almacenamiento de productos químicos.
  • Iluminación tipo LED, que facilitará los tratamientos cuarentenarios durante la noche.

“OIRSA es un aliado estratégico, juntos venimos abordando de manera muy responsable los diversos aspectos que tienen que ver con la actividad cuarentenaria, porque nosotros tenemos la responsabilidad de proteger a la población salvadoreña con el estatus sanitario y de inocuidad de los alimentos que ingresan al país. También tenemos que proteger, así lo manda la ley, el estatus de control de plagas y enfermedades transfronterizas”, expresó el ministro de Agricultura, Orestes Ortez, durante la inauguración.

La frontera de San Cristóbal es uno de los puntos con mayor tránsito a Guatemala, país que por ahora es uno de los principales socios comerciales de El Salvador. Datos del Banco Central de Reserva, en el periodo de enero a noviembre de 2017, detallan que El Salvador importó de Guatemala, $1,009  millones y exportó $701 millones.

En la actualidad, el comercio de mercancías y pasajeros implica el riesgo de introducción y establecimiento de plagas y enfermedades de plantas y animales, que, eventualmente, podrían afectar la economía del país; por ello, el OIRSA realiza tratamientos cuarentenarios como fumigación, aspersión y desinsectación, a los medios de transporte en fronteras de sus nueve países miembros.

“Al inaugurar este espacio de trabajo lo hacemos con el entusiasmo y la convicción de que va a mejorar en todos los sentidos las condiciones de trabajo y va a mejorar nuestra relación con el empresariado que utiliza los servicios aduaneros y cuarentenarios de nuestro país”, reafirmó el ministro Ortez.

La obra en San Cristóbal está enmarcada en el proyecto de modernización del Servicio Internacional de Tratamientos Cuarentenarios (SITC). Para El Salvador, el proyecto incluye la mejora del patio de tratamientos en las fronteras de La Hachadura, Ahuachapán; El Amatillo, La Unión; y El Poy, Chalatenango.

Para el MAG esta nueva obra reafirma uno de los objetivos de Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, de fortalecer el estatus sanitario del país.

(Visitada 115 veces, 1 visitas hoy)