Con el el objetivo de garantizar mayor seguridad a los consumidores de alimentos que proveen pescadores de los países que conforman el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), se desarrolló en San Salvador el taller de validación y discusión del Sistema Regional Armonizado de Trazabilidad de Productos Pesqueros.

Como parte de la cooperación técnica entre el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA), se han desarrollado acciones de cara a la elaboración e implementación de un Sistema Regional de Trazabilidad para Productos Acuícolas y Pesqueros.

El evento fue inaugurado por el viceministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, Rigoberto Soto, quien en su discurso de  bienvenida a las delegaciones de cada país de la región expresó que “la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada se considera un riesgo para la sostenibilidad de muchas pesquerías y sus ecosistemas, causando un perjuicio económico en los países, por lo que es importante conocer si el producto que se ofrece en el mercado es de origen legal”.

De acuerdo a los organismos internacionales, el comercio de productos pesqueros es exigente, por lo que a nivel mundial se han establecido diferentes mecanismos para que las personas tenga la información necesaria sobre el producto que consume; por ejemplo,  las certificaciones, etiquetados y la trazabilidad.

Olinda Salguero, jefa de gabinete de la Secretaría General del SICA explicó que “el sector pesquero es clave para el desarrollo de la Región, por eso estamos tan empeñados también en proteger las reservas pesqueras y el medio ambiente para que podamos tener no solo una pesca responsable sino también sostenible”.

Además, Salguero detalló  que la pesca y la acuicultura aportan el 24.5% de la producción agropecuaria y representan el 2.6% en la economía centroamericana y  generan más de 235,000 empleos directos.

Por su parte, Efraín Medina, director ejecutivo del OIRSA, opinó que el taller es necesario, porque “la trazabilidad es de suma importancia para tener registro de los brotes a los productos marítimos que circulan, el registro de pescadores, registro de productores (en el caso de la producción acuícola), y el registro también del comercio y la movilidad”.

(Visitada 88 veces, 1 visitas hoy)