El pasado jueves 16 de febrero, se desarrolló el 1er día de trabajo de la primera fase del certamen Taza de Excelencia El Salvador 2017.

La actividad inició con la fase de selección de jueces nacionales, que consiste principalmente en la calibración catadores nacionales que serán asignados como jurado nacional en las siguientes fases del certamen. Los jueces decidirán qué productos son aptos para competir a nivel internacional como Taza de Excelencia.

“Aproximadamente 20 catadores nacionales se han inscrito de los cuales se formará un panel de 14, esto bajo la opinión de la juez líder” indicó el director ejecutivo del Consejo Salvadoreño del Café (CSC), Hugo Hernández. Los catadores inscritos se someten a pruebas especializadas según el formato y protocolo de Alianza para Taza de Excelencia (ACE, por sus siglas en inglés).

“Es una jornada de dos días, lo que se conoce como una calibración de jueces. Se ha hecho la convocatoria para diferentes jueces nacionales, catadores y especialistas salvadoreños para que puedan pasar las pruebas” agregó Hernández.

El desarrollo de esta fase está a cargo de la Juez Líder Internacional, Sherri Jhons, asignada por la ACE quien realiza las pruebas correspondientes al grupo de inscritos. Dichas pruebas consisten en el análisis sensorial de los catadores y las pruebas de consistencia a través de 3 mesas de catación.

El primer día inicia con la sesión de selección, se evalúa como los catadores se desenvuelven y entrenan el protocolo. Para el segundo día, se programa la examinación y evaluación en la cual los participantes califican con puntajes los cafés evaluados bajo estricta confidencialidad.

Según Jhons, se busca que los jurados tengan la capacidad de determinar la calidad del café, si es buena, excelente o calidad excepcional; sus atributos y puedan otorgar las calificaciones correspondientes. Asimismo, cada persona del panel debe ser capaz de identificar los mismos atributos en cafés diferentes aunque no tengan el mismo perfil ni el mismo sabor.

Otro factor importante en los seleccionados es la consistencia, por lo que los catadores tienen que poder reconocer una muestra de café que ya degustaron, por lo que realizan pruebas con los ojos vendados.

El director Hernández informó que durante la trayectoria de Taza de Excelencia, El Salvador ha exportado volúmenes superiores a 11,400 QQs lo que ha significado ingresos por encima de $ 6.5 millones de dólares y precios promedios arriba de $ 572.oo x QQ, generando además la oportunidad para los productores de realizar negocios directamente con compradores.

El Salvador realiza por 14ª. vez este certamen luego de la firma del convenio entre la Alianza para la Excelencia del Café y el Consejo Salvadoreño del Café como parte de los objetivos del señor presidente de la República Salvador Sánchez Cerén quien ha establecido en sus actividades prioritarias posicionar el café salvadoreño en los mercados especiales.

(Visitada 111 veces, 1 visitas hoy)