Un grupo de 25 jóvenes de La Campanera, en Soyapango del Proyecto por Una Nueva Vida, apoyados por el Programa de Agricultura Urbana y Periurbana del Ministerio de Agricultura y Ganadería, realizaron una buena cosecha de rábano, cebollín, chile y espinaca.

La Coordinadora del programa Flor de María Alemán, dijo que la respuesta de los jóvenes es la que se esperaba: “ellos estudian y adicionalmente trabajan en la producción de rábano, cebollín, chile, espinaca, pepino, albahaca, zanahoria, camote, tomate, cilantro, moringa y maíz. La cosecha de estos cultivos asegura su alimentación y les genera ingreso por la venta, lo que les permite suplir necesidades del grupo de jóvenes o de la comunidad”.

Agregó que el caso de los jóvenes de La Campanera es una prueba que al proporcionarles oportunidades, ellos las aprovechan y van superándose; por eso es importante quitar los estigmas hacia las personas jóvenes.

“Sí se puede trabajar en estas zonas, lo que necesitan los jóvenes es apoyo, recursos, conocimiento, asistencia e inclusión, para estudiar, trabajar, superarse y transformar su realidad, manifestó Flor Alemán.

El MAG también apoya a los jóvenes de La Campanera en producción de tilapia en estanques, para su consumo y venta; y proyecta otras actividades productivas.

Expresiones francas de los jóvenes de La Campanera

El joven Enrique Lemus, agradeció al MAG por la oportunidad y dijo: “nosotros estamos aprovechado y necesitamos más proyectos y más talleres para involucrar a más jóvenes y hacer que se oigan cosas buenas de La Campanera”.

“Nos han dado la oportunidad, tenemos futuro y queremos que nuestros hijos agarren el ejemplo de nosotros. Si nos ven trabajando, que hacemos algo productivo ellos harán lo mismo”, afirmó.

La joven Fátima Abigail Arias García, expresó “hemos pasado por muchas cosas y hemos aprendido como cosechar rábano, pepino, albahaca, chile, cebollín, maíz, zanahoria, tomate y cilantro. Me siento muy feliz y esperamos seguir adelante y que otros jóvenes se incorporen para que aprendamos a ser productivos,

El joven Kevin Alberto Orantes Ayala, manifestó “gracias a Dios por la oportunidad que nos da este proyecto, para que muchos jóvenes podamos superarnos, seguir adelante y apartarnos de la violencia y de lo malo”.

“Tiempo atrás nuestra colonia fue tildada por la gente, pero con este trabajo que llevamos vamos cambiando las cosas, le damos vuelta a la moneda, es otro rostro, semira distinto, tiene otra cara; es nueva Campanera, ya cambió, es un nuevo vivir que se siente en la colonia”, afirmó Kevin.

Asimismo aseguró “la cosecha la vendemos para necesidades y para nuestro alimento. Tenemos ánimo de seguir trabajando por la comunidad y agradecemos al Ministerio de Agricultura y Ganadería, que nos ha dado la mano, ha creído y confiado en nosotros y hemos honrado esa confianza con nuestro esfuerzo y esmero para sacar adelante este huerto, que primero Dios sea mejor”.

047

(Visitada 101 veces, 1 visitas hoy)