Un grupo de 110 jóvenes rurales de los 14 departamentos del país forman parte de la primera Asociación Integral de Redes Juveniles Rurales de El Salvador (AREJURES), la cual quedó legalmente constituida este viernes 3 junio por el Instituto Nacional de la Juventud de El Salvador (INJUVE) y el Ministerio de Gobernación.

Según se dijo en la actividad, la idea es que con la consolidación de la organización se contribuya al desarrollo de las comunidades, para que las juventudes no tengan la necesidad de abandonar sus orígenes y sus tierras y sean parte fundamental del relevo generacional de la agricultura.

Al acto asistió el viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores; el ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial, Arístides Valencia; La Directora General del INJUVE, Yeymi Muñoz; el gerente de Programas del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) en El Salvador, Glayson Ferrari; y el Presidente de AREJURES, Roberto Martínez.

El viceministro Flores, en su mensaje dirigido a los asistentes dijo que el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el FIDA, INJUVE, y Visión Mundial, se encuentran convergiendo en este trabajo, que articula las acciones de apoyo a la juventud en los territorios, en función del desarrollo de sus capacidades de participación e incidencia.

Además les expresó que: “En nombre del MAG deseo felicitar a este conglomerado de jóvenes tan emprendedores, que en tan pocos años han logrado constituir redes a lo largo y ancho del país, demostrando que no son una fuerza anónima ni dispersa, que se encuentran en un claro proceso de fortalecimiento organizativo, que da un gran paso hacia delante hoy, concretando la Asociación Integral de Redes Juveniles Rurales –AREJURES-.

Por su parte la directora de INJUVE, manifestó: “son jóvenes verdaderamente agricultores desde sus comunidades, este es un programa que vamos a incluir en el proyecto Jóvenes con Todo, para apoyarlos en el emprendimiento en el tema agrícola y que esto nos permita ir construyendo el relevo generacional que necesitamos para garantizar que vamos a tener todos los días el maíz y los frijoles en el país”.

Con la legalización, la Red podrá gestionar fondos para formar jóvenes dentro de los territorios de la zona rural, para que desarrollen habilidades adecuadas al entorno y que permitan realizar emprendimientos que promuevan el desarrollo de las comunidades.

En el plan de acción de AREJURES se contempla fomentar el emprendimiento, incidir en la disminución de los problemas sociales en los jóvenes rurales, rescatar valores culturales, ambientes, desarrollar la equidad de género y fortalecer la identidad cultural de los pueblos originarios.

(Visitada 331 veces, 1 visitas hoy)