Para que 40 mil familias rurales catalogadas con índices de pobreza y extrema pobreza, puedan mejorar sus condiciones económicas y calidad de vida, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de la Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR), pone en marcha el Proyecto de Desarrollo y Modernización Rural para las Regiones Central y Paracentral (PRODEMOR – Central – Ampliación).
Para consolidar este esfuerzo se llevó a cabo el acto de inauguración en el municipio de Las Vueltas, del departamento de Chalatenango, presidido por el Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez; el Gerente de País del FIDA, Glayson Ferrari, y autoridades locales.

La inversión en esta iniciativa asciende a más de 19 millones de dólares, facilitados por FIDA a tráves de prestamos de largo plazo a baja tasa de interes y fondos GOES, así como por contrapartidas de la población beneficiaria. Las zonas rurales priorizadas son de 121 municipalidades localizadas en siete departamentos entre los que se citan: Chalatenango (33); Cabañas (9); Cuscatlán (16); La Libertad (22); La Paz (22); San Vicente (13); y San Salvador (6 municipalidades : Guazapa, Panchimalco, Rosario de Mora, San Martín, Santiago Texacuangos, Tonacatepeque).

“Con este programa continuaremos impulsando las actividades agropecuarias que permitan no solo la producción, sino la organización, aprovechando la fuerza de la cooperativas, de las asociaciones para lograr transformaciones reales en el sector agropecuario”, señaló el ministro Ortez.

Asimismo el funcionario recalcó que con este programa que hoy se lanza, se logrará no solo que la familia produzca alimentos de buena calidad e inocuos, sino que puedan llevar la producción al mercado, para generar ingresos, que proporcione el suplemento para el buen vivir, para el bienestar y educación de sus hijos, “es decir los que menos oportunidades han tenido, ahora están en la mira de los funcionarios para llevar estos recursos y poner en marcha los motores de la economía del sector rural”, indicó.

El MAG, durante los cinco años de vigencia del Programa brindará acompañamiento técnico integral al grupo objetivo del proyecto, que son las comunidades pobres que se dedican a la agricultura familiar de pequeña escala para su propio consumo y/o para la comercialización en los mercados locales; así como los agricultores sin tierras y los trabajadores rurales; los propietarios de pequeñas empresas y microempresas (agrícolas y no agrícolas); las mujeres y los jóvenes rurales; entre otras poblaciones.

La población objetiva será beneficiada con la prestación de:
• Asistencia técnica
• Desarrollo e implementación de planes de negocios con acceso a fondos no reembolsables
• Servicios financieros rurales con énfasis en apoyar la producción y el mercado
• Capacitación y fortalecimiento de las organizaciones.
• Medidas de promoción y desarrollo de las capacidades de las mujeres y los jóvenes del sector rural
• Concesión de becas para recibir formación técnica
• Apoyos y articulaciones con las municipalidades con un enfoque territorial

Parte de la población atendida son al menos 30 % mujeres y un 10 % jóvenes, que tendrán la oportunidad de integrase a los ciclos de desarrollo productivo integral a fin de intensificar y diversificar la producción.
Según autoridades del MAG, los impactos esperados con la ejecución del Programa son los siguientes:
• Actividades productivas poco rentables, transformadas en negocios financieramente sostenibles, con acceso efectivo a mercados, recursos, asesoría técnica y acompañamiento empresarial.
• Organizaciones rurales y microempresariales fortalecidas, desarrollando comunidades y la capitalización social, incluyendo mujeres y jóvenes.
• Producción diversificada; así como los empleos e ingresos se han incrementado; por relaciones sostenible con los agentes del mercado.
• Seguridad alimentaria y nutricional, y economía familiar rural mejorada.
• Planificación rural territorial mejorada, y capacidad operacional del MAG mejorada.

Mediante el proyecto inicial con fondos del FIDA y el MAG se atendió a más de 33 mil familias como beneficiarias directas en 66 municipalidades de cinco de los siete departamentos de las regiones Central y Paracentral.

El MAG a través de sus diferentes proyectos y programas estratégicos promueven este tipo de acciones en línea con el Plan Quinquenal de Desarrollo El Salvador: productivo, educado y seguro 2014-2019 para contribuir a la profundizacion de los cambios generados por el Plan de Agricultura Familiar y Emprendedurismo Rural para la Seguridad Alimentaria y Nutricional y lograr el pleno desarrollo de las familias salvadoreñas.

(Visitada 110 veces, 1 visitas hoy)