En Santo Domingo de Guzmán, Sonsonate, un grupo de emprendedores artesanos que forman parte de la Asociación Cooperativa de Producción Agropecuaria Artesanal “Turística Huitzapan” (ACPAHUI de R.L.) expusieron los resultados del proyecto denominado “Fortalecimiento al Proceso Productivo de Artesanías en Barro, Fomento a la Lengua Náhuatl y Turismo Local”. Esta iniciativa fue impulsada gracias al apoyo técnico y financiero del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de su Programa de Competitividad Territorial Rural “Amanecer Rural”.

Este proyecto consistió en la creación de un modelo de negocio que permitió fortalecer las capacidades productivas de los 24 miembros de la organización (12 hombres y 12 mujeres) para la elaboración y comercialización de nuevos productos de barro. Esto se logró por medio de capacitaciones y asistencia técnica especializada. Las artesanías creadas por estos emprendedores tienen detalles decorativos y diseños que expresan las raíces y cultura Náhuatl-Pipil.

La inversión en el proyecto por parte del MAG y ACPAHUI ascendió a US$54,505.50, con la cual se han fortalecido las capacidades empresariales de los miembros de la organización. En el caso de la juventud, se trabajó en el desarrollo de sus habilidades en materia de turismo rural.

 

El ministro Orestes Ortez destacó que con este tipo de iniciativas se está cumpliendo con la política del Presidente Salvador Sánchez Cerén para atender a la población indígena. “Estamos convencidos que hay que fortalecer no solo su identidad sino que también las capacidades de desarrollo humano”, aseguró el titular.

Añadió que con este programa se elevaron las oportunidades de empleo, pues la cooperativa ha podido generar 13 empleos directos. Asimismo reiteró que con las tecnologías y los nuevos conocimientos se han mejorado los niveles de eficiencia y productividad en la elaboración de las artesanías.

Por su parte la secretaría de la cooperativa, Evelyn García, constató que  los han beneficiado a través de talleres, herramientas y equipos que les posibilita producir nuevas artesanías de barro rojo. También afirmó que el proyecto les ha permitido crear una escuela de Idioma Náhuatl donde la niñez y juventud lo está aprendiendo. De acuerdo con las autoridades, en la escuela se brinda atención a 50 niños y niñas de 6 a 12 años. Las clases son impartidas por los integrantes de la cooperativa tres veces por semana.

Impactos

Como parte de los resultados de este proyecto se puede destacar el impacto directo en la calidad de vida de las familias beneficiadas, mediante la implementación del taller de alfarería y la venta de servicios turísticos; con lo que se ha podido contribuir para mejorar los ingresos de las familias rurales.

De igual forma se ha logrado la preservación de los recursos naturales existentes en el municipio de Santo Domingo de Guzmán, Sonsonate. Es importante destacar que también se ha podido disminuir el consumo de leña mediante la adquisición del horno industrial a gas para el secado de piezas de barro. Anteriormente, este proceso se realizaba en hornos artesanales que requerían la utilización de grandes cantidades de leña.

Otro logro importante del proyecto, en inclusión y empoderamiento de jóvenes y mujeres, es el impulso de la participación de las mujeres en los cuadros de dirección de la organización, como también en las labores de producción de artesanías, las cuales anteriormente solo las realizaban los hombres.

Ver galería de fotografías aquí

(Visitada 67 veces, 1 visitas hoy)