Un total de 13 jóvenes provenientes de los municipios de Citalá, San Ignacio y La Palma, del departamento de Chalatenango, forman parte de una iniciativa emprendedora a través de la cual inauguraron hoy una planta para elaborar abono orgánico. Este proyecto fue impulsado por la Dirección Ejecutiva Nacional del Plan Trifinio de El Salvador, y contará con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería en la asesoría para la comercialización del producto.

La planta para elaborar abono tiene una capacidad de procesamiento de 320 quintales por día, y contó con una inversión de 100 mil dólares, con fondos provenientes de la Dirección Ejecutiva Nacional de Plan Trifinio El Salvador. La conformación administrativa de este emprendimiento se realizó a través del Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal).

Las condiciones para que este grupo de emprendedores puedan contribuir a la disminución del uso de agroquímicos en la producción agrícola, fue facilitada a través del convenio marco sostenido entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la Dirección Ejecutiva Nacional del Plan Trifinio El Salvador. Se pretende que los jóvenes conviertan en extensionistas en la región y puedan transferir sus conocimientos a otras comunidades de productores agrícolas sobre la importancia de la sustitución de agroquímicos por productos Bio-orgánicos.

Durante su discurso el ministro Orestes Ortez indicó que se tiene previsto que la Secretaría de Estado que lidera compre este abono orgánico para apoyar a los emprendedores; especialmente para que los productores conozcan este producto que está orientado a cuidar el medio ambiente y la salud de la población. Asimismo expresó que “Nosotros estamos esperanzados en este emprendimiento. Esta pequeña empresa nace del sueño de estos jóvenes para seguir transformando nuestra agricultura nacional”.

El funcionario reiteró el apoyo a los jóvenes y expresó: “Tengan la certeza que el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería, está a la orden para que este proyecto sea un hermoso sueño de prosperidad en este municipio”.

Para el desarrollo de este tipo de producto, los emprendedores fueron capacitados por un especialista de origen cubano, en la elaboración de abonos orgánico, cuya composición es a base de compost de cerdo, minerales y macro nutrientes.

El abono orgánico puede aplicarse a cultivos de granos básicos, hortalizas, frutales, café y pastos para mantener y mejorar la disponibilidad de nutrientes en el suelo y obtener mejores rendimientos en los cultivos.

De acuerdo a los jóvenes, la idea es que en un primer momento se pueda comercializar el fertilizante orgánico en los 8 municipios que conforman la Región Trifinio El Salvador: San Antonio Pajonal, Masahuat, Metapán, Santa Rosa Guachipilin y Santiago La Frontera del departamento de Santa Ana; y Citalá, San Ignacio y La Palma del departamento de Chalatenango.

Los jóvenes empresarios, además, desarrollarán un plantinero con el uso de nanotecnología, a fin de contar con plantas mejoradas de frutas y hortalizas. Esta actividad les permitirá ser más competitivos en su desarrollo empresarial.

 

Flickr: https://www.flickr.com/photos/magelsalvador/sets/72157695903252374/with/27089031757/

(Visitada 237 veces, 1 visitas hoy)