Desde 1989, en El Salvador se reconoce la invaluable labor de los apicultores salvadoreños que se dedican al manejo de las colmenas, que en su mayoría albergan abejas melíferas.

Este viernes 25 de septiembre se celebra el Día del Apicultor Salvadoreño y, también, la última semana de este mes se le dedica a la apicultura, uno de las actividades pecuarias más importantes para la conservación de nuestro medio ambiente y para la seguridad alimentaria y nutricional de las familias.

Reconociendo su importancia y el aporte a la dinamización económica del país, desde su llegada al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Ministro Pablo Anliker instruyó a las diversas direcciones y dependencias desarrollar acciones para mejorar el trabajo con este sector e implementar nuevas estrategias que permitieran sacar a los apicultores del abandono en el que se encontraban.

“Desde mi llegada al MAG pedí que los apicultores fueran prioridad para la gestión, pues el trabajo que hacen no solo nos favorece como consumidores de ese nutritivo manjar; su labor pecuaria va más allá, porque gracias al manejo de sus colmenas también están ayudando al cuidado del medio ambiente y contribuyen con nuestra seguridad alimentaria. Les aseguro que no volverán a estar en el olvido, no bajo este Gobierno. Los felicito y les pido que sigan trabajando con las abejas”, expresó el Ministro Anliker.

De acuerdo con el registro oficial de la Dirección General de Ganadería (DGG), en el país hay 1039 apicultores que cuentan con el Código Único de Apicultor (CUA) activo; quienes mantienen instalados a nivel nacional 2912 apiarios con un total de 119 064 colmenas.

A pesar del contexto mundial por la pandemia, El Salvador logró que 730 toneladas métricas de miel de abeja, equivalentes a 730 000 botellas, fueron exportadas a países como Alemania, Austria, Honduras, Costa Rica y Honduras. Se calcula que las estimaciones del consumo nacional han aumentado en el marco de la pandemia por  las propiedades de la miel para el tratamiento natural en casos de resfriados comunes, alivio de la tos y el dolor de garganta; además, de otras bondades que favorecen las condiciones de salud.

A esto se suma el esfuerzo institucional por impulsar y promover el consumo nacional de los productos derivados la colmena; como ejemplo, la decisión del Ministro Anliker de incorporar la miel a la canasta de alimentos que reciben algunos empleados del Ministerio, abrirles más espacios para la comercialización en los AgroMercados  y el lanzamiento de la Política Sectorial Apícola 2019-2028.

Es importante mencionar que, a través de la Unidad de Inocuidad de Productos Apícolas, de la División de Productos de Origen Animal (DIPOA) de la DGG, el Ministerio ofrece capacitaciones técnicas para productores y operarios de plantas procesadoras apícolas; algunos de los temas que se desarrollan son sobre enfermedades y plagas de las abejas, Buenas Prácticas Apícolas, Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento (POES), trazabilidad en la producción de miel de abeja, entre otros.

Para mayor información o para solicitar asistencia técnica, los apicultores pueden llamar al 2210-1763 de la Dirección General de Ganadería.

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy)