En las instalaciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) el titular de la cartera de Estado, Orestes Ortez, junto al director del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), Rafael Alemán; el director de la Escuela Nacional de Agricultura “Roberto Quiñónez” (ENA), Miguel Cámbara y el coordinador de la División CENTA – CAFÉ, Adán Hernández, clausuraron el diplomado en Caficultura Moderna y entregaron diplomas a los participantes.

Los graduados del diplomado son 88 estudiantes egresados de la ENA, entre mujeres y hombres que próximamente recibirán su título que los acredita como Agrónomos y quienes por un periodo de cinco meses sumaron más de 40 horas y ampliaron sus conocimientos profesionales en el área de la caficultura, tiempo que equivale a una asignatura más dentro de su pensum académico.

Con este diplomado se pretende formar competencias en los futuros profesionales en lo relacionado con el manejo del cultivo de café, uno de los rubros principales en la economía salvadoreña, al cual el Gobierno de la República, a través del MAG, está apoyando con capacitaciones, asistencia técnica e insumo agrícolas para el combate de la roya.

Los responsables de facilitar los conocimientos fueron los investigadores y transferencias de CENTA-Café, profesionales que poseen amplia experiencia en el área de caficultura. Los temas facilitados fueron: Botánica y morfología del cafeto, Semilleros y viveros de café, Manejo del tejido productivo, Renovación del cafetal y manejo de la sombra, Fertilización y nutrición del cafeto, Principales enfermedades del cafeto, Manejo integrado de plagas insectiles del cafetal, cosecha limpia, factores que afectan la calidad del café y cuidados para proteger la plantilla en época seca.

“Estamos trabajando duro por recuperar la caficultura nacional porque este es un compromiso asumido por el presidente Salvador Sánchez Cerén. El país tiene alrededor de unas 200 mil manzanas sembradas de café que hay que renovarlas, sustituirlas con variedades que tengan calidad y capaces de producir más quintales por manzana y sobre todo resistentes a la roya”, manifestó el ministro Ortez a los estudiantes de la ENA.

El ministro Ortez expresó “es importante destacar que los conocimientos de este diplomado, serán de mucha utilidad para que puedan ayudar al país, para que restablezcamos la caficultura, que genera muchas divisas y empleos en el sector”.

Por su parte el joven José Guillermo Eguizábal, expresó “apostar a nosotros como gente de cambio es un compromiso y un privilegio, que sin duda nos impulsará a dar lo mejor, utilizando las herramientas para sobreponernos a cualquier obstáculo.

De acuerdo a Eguizábal, la coordinación ENA-CENTA para consumar el diplomado de café y la ejecución de las horas sociales, les ha permitido dar realce a la tarea que se realiza en el sector agropecuario del país, asimismo reiteró el agradecimiento en nombre de todos los alumnos de la ENA, que recibieron el diplomado.

MAG lanza programa de servicio social para estudiantes de la ENA, en el área de transferencia y asistencia técnica

Además de la entrega de diplomas, el espacio fue propicio para anunciar el lanzamiento del servicio social de 30 jóvenes de la ENA en diferentes agencias de extensión del CENTA, con el propósito de fortalecer las capacidades de los futuros profesionales en agronomía, quienes apoyarán las actividades de los técnicos de Transferencia y Extensión Agropecuaria en lo relacionado con la asistencia técnica que se les brinda a las familias productoras.

Estas prácticas permitirán a los jóvenes fortalecer sus conocimientos en las diferentes áreas de su competencia profesional, así como también la obtención de las nuevas modalidades de extensión agrícola que la Institución practica en beneficio de las familias productoras, especialmente en el área rural.

Además, se fortalecerá el desarrollo de actividades en 15 extensiones de CENTA, en laboratorios y CENTA-CAFÉ, esto abonará experiencia a los estudiantes para poder optar a su primer empleo.

El programa tendrá una duración de 2 meses calendario y los estudiantes podrán inscribirse de manera voluntaria para ser ubicados en una agencia de extensión del CENTA, seleccionada previamente según su potencial productivo, asimismo, cada alumno tendrá el acompañamiento de un técnico durante todo su servicio social.

 

(Visitada 316 veces, 1 visitas hoy)