El Ministerio de Agricultura y Ganadería, a través del Programa de competitividad Territorial Rural “Amanecer Rural”, coordinado por la Dirección General de Desarrollo Rural, ha iniciado jornadas de talleres con la Red de la Juventud Rural Emprendedora de las Regiones Occidental, Paracentral y Oriental, incluyendo especialmente a jóvenes representantes de pueblos de ascendencia Nahuat Pipil, dichos talleres tienen la finalidad de elaborar un diagnóstico que permitirá identificar las necesidades de conocimiento de los jóvenes para el otorgamiento de más de 1200 becas para hijos e hijas de productores beneficiadas por el programa.
La ingeniera Selma García, responsable de la Unidad de Género, Juventud y Pueblos Indígenas de Amanecer Rural; afirma que durante los talleres además de conocer las necesidades e intereses de formación de los jóvenes, se identifica las limitantes que estos enfrentan para continuar con su formación y se busca encontrar alternativas de solución para superar estas limitantes.

Los datos recolectados serán retomados por el Programa como insumos para la elaboración de un instrumento que reúna los criterios de selección, para describir y sistematizar claramente el proceso para la obtención de cada beca.

A nivel nacional los jóvenes podrán optar por carreras técnicas en áreas que les permitirán participar en empresas asociativas rurales como a las que pertenecen sus padres, asimismo podrán responder a las demandas del mercado y elaborar o iniciar actividades micro empresariales generadoras de auto empleo.

“Estos talleres nos ayudan a esclarecer las ideas y propósitos de lo que queremos lograr en la vida, muchos de los jóvenes Salvadoreños no tenemos claro que deseamos estudiar” afirma Hugo Sánchez uno de los jóvenes asistentes al taller, quien es un de ascendencia indígena originario del Municipio de Santo Domingo de Guzmán (llamado anteriormente Huitzapan), departamento de Sonsonate.

Sánchez agregó que “Una Beca es una oportunidad muy grande, muchos jóvenes hoy en día no pueden estudiar debido a su situación económica, o les cuesta mucho asistir a clases porque tienen que invertir en transporte. Es una bendición que El Ministerio de Agricultura y Ganadería, se fije en jóvenes y sobre todo de pueblos indígenas; será una excelente oportunidad para cumplir nuestro sueños”.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería espera que al otorgar estas becas, la juventud rural se interese por carreras técnicas orientadas al sector agrícola, que contribuyan directamente al desarrollo de su comunidad al poner en marcha nuevas iniciativas y mejores técnicas de cultivo con adaptación al cambio climático y emprendedurismo asociativo que permitan la seguridad alimentaria de sus familias.

(Visitada 62 veces, 1 visitas hoy)