El ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, firmó como testigo de honor el convenio: “Desarrollo de capacidades para Sistemas de Innovación Agrícola (CDAIS) en El Salvador”, el cual fue suscrito entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO El Salvador) y la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS).

La implementación de la iniciativa con una inversión de 820,430 dólares, financiados por la Agencia Italiana de Cooperación, tiene como objetivo apoyar y volver eficiente el sistema nacional de innovación agrícola, para beneficiar y resolver las necesidades de los productores agrícolas de pequeña y mediana escala, así como los de agricultura familiar. Con lo cual se promoverá el uso de prácticas más eficientes y compatibles con el ambiente.

Por parte de El Salvador, el responsable de implementar el proyecto es el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), en coordinación con FAO y AICS. Los procesos de evaluación y análisis de las necesidades sobre desarrollo de capacidades contará con la participación de otras instituciones nacionales como la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), el Parque Tecnológico de El Salvador.

“Para que la innovación sea exitosa y aceptada en un sistema agroalimentario, debe complementarse e integrarse en todo el sistema, además, debe ser funcional a todos los eslabones que son parte del mismo: productores, centros de acopio o de transformación, industrias de distribución y finalmente ser aceptado por el consumidor final. Así se lograría aumentar la eficacia, competitividad y resiliencia, contribuyendo a la seguridad alimentaria y nutricional, al desarrollo económico y al manejo sostenible de los recursos naturales. Eso es lo que buscamos con esta iniciativa”, expresó Alan González.

Los beneficiados directos serían aproximadamente alrededor de 800 productores agrícolas, organizados en cooperativas, quienes recibirán capacitaciones específicas, mientras que los beneficiados indirectos podría elevarse a 3,000 familias de productores.

“La Cooperación Italiana financia programas de desarrollo de gran valor técnico porque creemos que la agricultura desempeña un papel central en el logro de la seguridad alimentaria y la transformación del contexto rural”, manifestó Marco Falcone, director de la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo en El Salvador.

Con la implementación del proyecto se contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas. También es consecuente con el Plan Quinquenal de Desarrollo del presidente Salvador Sánchez Cerén, así como los objetivos del Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, SAN-CELAC 2020-2025.

“Como gobierno de El Salvador, celebramos la firma de este convenio y reiteramos a la cooperación internacional, al gobierno de Italia, a la FAO, que el sistema agropecuario de la República está listo para contribuir. Esto es una gran oportunidad para seguir haciendo transformaciones importantes en el agro salvadoreño”, recalcó el ministro de Agricultura, Orestes Ortez.

El funcionario enfatizó que desarrollar capacidades para la innovación es estratégico, porque el núcleo central de la producción, esencialmente de alimentos, está en manos de pequeños productores, que es a quienes se beneficiará con dicho convenio.

(Visitada 192 veces, 1 visitas hoy)