El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de su Dirección General de Desarrollo Rural, presentó la sistematización de los resultados de la implementación de proyectos con enfoque de adaptación al cambio climático y seguridad alimentaria, a través del “Programa de Competitividad Territorial Rural (Amanecer Rural)”.

De acuerdo con las autoridades, el objetivo de la sistematización es recopilar y socializar las experiencias y los conocimientos adquiridos de los integrantes de 13 organizaciones que desarrollan sus actividades productivas en el corredor seco. Estas fueron apoyadas con para mejorar o acceder a sistemas para captar agua y sistemas de riego con el fin de fortalecer sus capacidades de adaptación y resiliencia.

La coordinadora del Programa Amanecer Rural, Cecilia Martínez, explicó que en la zona de oriente se ha apoyado con proyectos de conservación de suelo y agua; de construcción de reservorios de agua para actividad ganadera, producción agrícola y uso doméstico; de diversificación de la actividad agrícola, entre otros. Informó, además, que con estos proyectos se beneficiaron directamente a 130 organizaciones: “con esto se está contribuyendo a la seguridad alimentaria de las familias, también a generar ingresos que permita mejorar la calidad de vida de las familias rurales”, enfatizó.

👉Ver galería fotográfica📸

Según el informe, las personas asociadas ya reportan mayor eficiencia agrícola, incremento de cosechas, diversificación de parcelas, autoabastecimiento de alimentos, mayor aprovechamiento y cuido del agua, disminución de costos de producción, aumento de ingresos familiares, mejoras en la nutrición de sus familias, entre otros aspectos vinculados a resiliencia climática en la agricultura.

Santos Pérez, presidente de ADESCO Las Golondrinas de Cacaopera, Morazán, explicó que a través de AMANECER RURAL lograron construir 26 reservorios familiares, lo que les ha permitido cultivar tilapia, hortalizas y establecer huertos familiares. “Esta agua no solo es para los huertos familiares, sino que también para el uso doméstico. (…) Estamos muy contentos porque de gran manera nos ha ayudado a nuestras familias”, afirmó

Por su parte Marlene Nolasco, presidenta de la Cooperativa Salvatierra de San Pedro Masahuat, La Paz, detalló que el apoyo brindado les ha permitido mejorar la calidad de los productos, la diversificación de sus cultivos, el aprendizaje técnico y el manejo financiero. “Antes se producían quizá unas 18 manzanas de plátano, actualmente se tienen 35 y se espera que en estos años próximos años poder ir creciendo con cinco manzanas por año”, afirmó Nolasco.

El diagnóstico y evaluación de la incidencia del cambio climático en la producción agrícola y la seguridad alimentaria se enfoca en tres ejes principales: disponibilidad de agua, producción primaria y los impactos en la economía familiar, así lo explicó el ingeniero Adalberto Hernández, director de Desarrollo Rural. Asimismo informó que, en los últimos 5 años, se han ejecutado al menos de 1,300 proyectos a nivel nacional beneficiando a más de 105 mil familias con una inversión que supera los $48.5 millones de dólares.

Cabe destacar que estas acciones se desarrollan en cumplimiento del Plan Quinquenal de Desarrollo, el Plan Estratégico institucional y en el marco de la Política de Cambio Climático.

(Visitada 99 veces, 1 visitas hoy)