Con el objetivo de garantizar la inocuidad de los alimentos y para determinar que los productos alimenticios que ingresan al país cumplan con las normas de calidad e inocuidad, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en coordinación con el Organismo Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), inauguró la ampliación del Laboratorio de Residuos de Sustancias Químicas y Biológicas MAG-OIRSA, ubicado en el Centro Agropecuario El Matazano, en Soyapango.

Entre los servicios que ofrece el laboratorio se encuentran: análisis de residuos de plaguicidas en  frutas y vegetales, para detectar  y cuantificar una amplia variedad de  compuestos; también, ofrece servicios para el análisis en muestras de otro origen como agua, suelos, mariscos, leches, cacao, maíz, frijol, arroz, entre otros.

El trabajo del laboratorio se enfoca en el análisis y detección de los Límites Máximos de Residuos (LRM) de plaguicidas, establecidos por tres normativas internacionales: la Codex Alimentarius, a la cual El Salvador está adscrito; la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y la del Consejo de la Unión Europea. En ese sentido, El Salvador tiene el Reglamento Técnico Salvadoreño (RTS 65.02.01.13) que define cuales normativas internacionales utilizar para la aplicación de los LMR.

“Nosotros vemos si los miligramos por kilogramos, las partes por millón (ppm) de un plaguicida encontrado en una zanahoria o en una piña están dentro de los límites establecidos por estas tres normativas y se lo pasamos a los de Inocuidad de Alimentos. Ellos hablan con los agricultores y les explican lo que se ha detectado”, explicó Elizabeth Carranza, coordinadora de los laboratorios de Control de Calidad de Plaguicidas y Residuos de Plaguicidas.

Dicho laboratorio es un beneficio directo para la población en general, porque vela por la calidad e inocuidad de los alimentos que consumen las familias; los usuarios serán las empresas importadoras y exportadoras de productos alimenticios, pues el objetivo principal es proteger el bienestar y la salud de todos los salvadoreños.

“Ustedes están haciendo un excelente trabajo, cuando las cosas se hacen bien no queda más que darles las gracias. Sigan igual, no bajen la guardia, solo podemos mejorar y eso lo tenemos que hacerlo juntos, de la mano de ustedes. Vamos a invertir en nuevos equipos, ofrecer nuevos análisis, vamos a capacitar porque aquí se trata de reforzar esta área”, manifestó el Ministro Pablo Anliker.

 “Acabamos de iniciar una nueva era en la agricultura, una era en la cual vamos a tener el mayor apoyo en capacidad técnica, en recursos. Ustedes van a ser testigos de esta nueva era del Ministerio y Agricultura donde sí se va a fortalecer al productor, la salud de los consumidores por medio de los laboratorios; se va a garantizar la entrega de alimentos sanos, confiables y dignos para la población”, expresó el director general de Sanidad Vegetal, Alexis Bethancourt.

El control se hará por medio de los técnicos de la División de Vigilancia Fitosanitaria e Inocuidad de Alimentos, quienes realizarán muestreos en campo y lo recolectado será llevado al laboratorio. De igual manera, la División de Cuarentena Agropecuaria verificará y tendrá control en fronteras, donde se tomarán muestras de los alimentos para un análisis oportuno en el laboratorio, donde se determinará si puede o no ingresar al país.

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy)