El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de su Oficina de Políticas y Planificación Sectorial (OPPS), desarrolló un taller con diversos actores a fin de validar proyecto “Fortalecimiento de la Resiliencia Climática de los Bosques Cafetaleros en El Salvador”. Este se formula junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con él se buscan soluciones que incrementen la resiliencia al cambio climático del bosque cafetalero, con el propósito de mantener la cobertura del café y los servicios ecosistémicos asociados a éste.

El director de la OPPS, Jorge Salinas, explicó que el documento que actualmente se valida es producto de una serie de reuniones que se han venido desarrollando con el equipo técnico del BID. “Se ha tenido tres visitas de misiones de análisis del BID a El Salvador. Con cada una se han realizado avances, analizando y discutiendo los diferentes productos de cada visita y ahora lo que se tiene es la consulta a los actores de este producto”, agregó.

Los participantes de la consulta son actores que intervienen en diferentes proyectos relacionados a la caficultura, principalmente: productores, organizaciones no gubernamentales, la banca nacional, así como la institucionalidad relacionada como el CENTA-CAFÉ y el Consejo Salvadoreño de Café (CSC).

👉Ver galería fotográfica📸

El proyecto en consulta es por US$45millones y se estructura en tres componentes: Adopción de Tecnologías y Prácticas Climáticamente Inteligentes; Comercialización, Mercadeo y Asociatividad; Fortalecimiento Institucional. El Ministerio de Agricultura y Ganadería de El Salvador (MAG) actuará como Organismo Ejecutor del proyecto y coordinará todas las acciones entorno al desarrollo del proyecto.

Con su implementación se espera, además, aumentar la resiliencia al cambio climático de los productores en los bosques cafetaleros mediante la adopción de tecnologías agrícolas climáticamente inteligentes que: (i) mantengan la superficie del bosque cafetalero y aumenten la productividad del café en zonas que mantengan la aptitud climática para este cultivo; y (ii) fomenten una adaptación transformativa hacia otros cultivos agroforestales en zonas que pierdan aptitud para el cultivo de café.

Tito Hernández, productor de la cooperativa Los Pinos, El Congo, Santa Ana, participó de la consulta y explicó que este proyecto “lo vemos como una muy buena alternativa, una buena visión de parte del Ministerio como ayuda al sector café, a los productores que han tenido dificultades en producción y ventas. Esto viene a mejorar la producción, el medio ambiente en nuestro país, porque mejorarán los cultivos y se recuperarán áreas de cafetales.”

Rosario Ramos, productora de la Asociación de Desarrollo Comunal Integral de Candelaria de la Frontera, Santa Ana, agradeció el espacio para el involucramiento de todos los interesados en mejorar las condiciones de los caficultores salvadoreños. “Espero que estos proyectos lleguen a las comunidades para que nos puedan ayudar a avanzar para tener un valor agregado -al café-”, expresó Ramos.

De acuerdo con Salinas, esta iniciativa se complementa con otras que se están desarrollando y que están en proceso de gestión como el proyecto de renovación del parque cafetalero con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por US$86millones.

(Visitada 113 veces, 1 visitas hoy)