El Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y la República de China-Taiwán, a través del Fondo de Cooperación y Desarrollo Internacional de Taiwán (ICDF) firmaron el acta del noveno desembolso de $109,100.00 para continuar las actividades del proyecto Huanglongbing (HLB) que protege la citricultura del país.

Con el proyecto y cooperación del país asiático, se han construido catorce invernaderos para la producción de material de cítricos sanos y se han capacitado a más de 4,500 citricultores en El Salvador y otros países de Centroamérica como Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana.

El titular del MAG, Orestes Ortez, señaló que en El Salvador la enfermedad del Huanglongbing no ha impactado, pero se están tomando las medidas necesarias para evitarla, ya que el país cuenta con una superficie sembrada de aproximadamente 20 mil manzanas de cítricos, de las cuales 41.7% es área comercial y el resto está representada por el área de traspatio, principalmente de limón pérsico, naranja dulce, mandarinas, toronjas, según lo estableció el cuarto censo agropecuario del país.

“Hemos estado trabajando en la prevención de la enfermedad y el equipo de Sanidad Vegetal tiene un ritmo de monitoreo del vector cada 15 días con trampas amarillas y por inspección visual en brotes tiernos, asimismo se realizan diagnósticos de HLB al menos cuatro veces al año a través de la prueba del Yodo-Almidón en muestras sospechosas y diagnostico por medio de la técnica PCR”, detalló el ministro Ortez.

Además, el MAG, a través de la Dirección de Sanidad Vegetal ha realizado desde el 2009 a la fecha un total de 7 monitoreos a nivel nacional con el propósito de detectar de forma oportuna la introducción y establecimiento de la enfermedad.

Asimismo se cuenta con 3 rutas de vigilancia en áreas fronterizas para detectar oportunamente el ingreso de la enfermedad a través del comercio de frutas con los países vecinos y se cuenta con la instalación de trampas para el estudio del vector.

El organismo internacional, en nombre de las autoridades de los ministerios y secretarías de Agricultura de los países que participan en el proyecto HLB, agradeció el desembolso para continuar la ejecución de actividades. Con el financiamiento de $6.5 millones por cinco años se ha enseñado a técnicos, productores y viveristas a producir plantas sanas, en el menor tiempo posible, utilizando nuevas tecnologías para suplir la demanda. Las capacitaciones se han realizado en 27 parcelas demostrativas donde se demuestra in situ cómo se realiza el manejo del HLB.

“Mediante el apoyo técnico de Taiwán con una experiencia de más de 65 años de experiencia que tenemos con esta enfermedad, hemos puesto nuestro conocimiento y tecnología a disposición de OIRSA y de la República de El Salvador, con especialistas calificados y de renombre mundial para que monitoreen esta región citrícola y generen capacidades técnicas en productores y viveristas nacionales y así lograr el éxito que perseguimos con esta alianza estratégica en conjunto con el OIRSA y el MAG”, manifestó la embajadora Hsie.

El ministro Ortez recalcó que en la lucha por controlar la enfermedad de los cítricos, en conjunto con China-Taiwán, OIRSA y el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) inauguraron viveros, lo que da confianza en transferir la tecnología a los viveristas para estar preparados, no solo por el HLB, sino para producir cítricos de calidad para el mercado nacional e internacional.

(Visitada 115 veces, 1 visitas hoy)