La Superintendencia de Competencia (SC) y Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), lideradas por la Defensoría del Consumidor (DC), inician este día un análisis exhaustivo de la información recolectada en los sondeos de precios de diversos productos, que se realizan a nivel nacional ante la emergencia por el Coronavirus (COVID-19).

“Queremos montar un equipo que nos permita continuar con el monitoreo de mercado y analizar el comportamiento de precios y detectar posibles prácticas que afectan a los consumidores”, detalló el presidente de la Defensoría del Consumidor, Ricardo Salazar.

La SC, en coodinacíon con la DC, analizará las bases de datos de precios sobre los productos monitoreados por la DC para corroborar que no existan aumentos de precios injustificados o conductas anticompetitivas que perjudiquen a los consumidores. Además, verificará que no se den irregularidades que afecten los precios justos para los consumidores de los diversos productos que, ante la emergencia, son mayormente demandados por la población y que han sido catalogados como priorizados: alimentos, mascarillas, guantes, alcohol gel y termómetros, entre otros.

El superintendente de Competencia, Gerardo Henríquez, detalló que la SC analizará semanalmente los datos que remita Defensoría del Consumidor, ya sea de forma remota o conjunta en sus instalaciones. “Haremos todo lo necesario para que no existan afectaciones en los insumos para los salvadoreños”, reiteró Henríquez.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura y Ganadería facilitará el intercambio de información y análisis de datos sobre granos básicos, revisando precios en canasta básica y contrastando con la información que registra la entidad.

Las instituciones involucradas están comprometidas a dar cumplimiento a los lineamientos del Presidente de la República, Nayib Bukele, con el objeto de impedir la violación a los derechos de las personas consumidoras por posible abusos e incremento de precios.

Se espera que esta dinámica también permitira lograr la coordinación para atender lo establecido en el decreto de Estado de Emergencia Nacional de Pandemia por COVID-19, Art. 2 que faculta a la Defensoría del Consumidor a fijar y modificar precios máximos para artículos, bienes, suministros o servicios relacionados con la prevención, tratamiento, contención u atención de la pandemia.

La Superintendencia de Competencia, apoyará esta atribución con asesoría y se mantendrá alerta para investigar cualquier indicio de equiparación de precios por parte de las marcas, en relación con el precio máximo que determine la DC para cada producto.

(Visitada 103 veces, 1 visitas hoy)