Los excelentes resultados de la implementación del proyecto Agrocadenas, ejecutado en El Salvador se dieron a conocer en el marco del taller “Vivencias y aprendizajes”, realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
Estas experiencias innovadoras y lecciones aprendidas por los productores salvadoreños, fueron compartidas en el encuentro, donde participó el viceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores; el Representante de FAO, Alan González; la Directora Ejecutiva de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE), Iliana Rogel; y el asesor del proyecto, Luciano Palmitesta, entre otros funcionarios públicos y empresarios salvadoreños.

Con la implementación de esta iniciativa en El Salvador, se ha beneficiado a más de 600 familias productoras de jocote, loroco y plátano, quienes han mejorado su seguridad alimentaria y nutricional al incrementar la producción, así como la venta de sus productos a mejores precios en los mercados formales. El monto de inversión asciende a más de 1 millón de dólares en cada uno de los países participantes.

En El Salvador el proyecto ha sido implementado por el MAG a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), para fortalecer los conocimientos de los integrantes de 7 asociaciones tales como: ACOPAJ, ACOAPJSAL, ACOPASAMTA, ACOPANA, ACOFATIMITA, Las Bromas, provenientes de los municipios de Atiquizaya, San Lorenzo y del caserío Nuevo Nance Amarrillo y el cantón Garita Palmera, del departamento de Ahuachapán.
Gracias a la ejecución del proyecto Agrocadenas, que incluye a los países de Guatemala, Honduras y Nicaragua, se ha logrado apoyar a más de 10 mil familias a escala regional, con una inversión de más de cinco millones de dólares de la Cooperación Italiana y el apoyo técnico de la FAO en El Salvador.

El viceministro Hugo Flores, en su discurso de inauguración, reconoció el papel importante que desempeñan las familias campesinas en la producción agroalimentaria de Centroamérica y en particular en El Salvador, en ese sentido dijo que “es altamente gratificante que coincidamos, la FAO, la Cooperación Italiana y el gobierno de El Salvador, en el objetivo estratégico de fomentar sistemas agrícolas y alimentarios inclusivos y eficientes, como es este proyecto Agrocadenas, que permite a los pequeños productores transitar a un nivel mayor de desarrollo”.

De acuerdo al funcionario gracias a este esfuerzo estratégico se ha logrado el fortalecimiento de las organizaciones de productores mediante la dotación de infraestructura, la transferencia de tecnologías, elaboración de estudios de mercado e identificación de oportunidades y definición de identidad comercial.

Esta iniciativa se enmarca en el programa dos del Plan de Agricultura Familiar (PAF) que impulsa el Gobierno de la República a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en relación al fortalecimiento del encadenamiento productivo, que permite la vinculación de los productores a los mercados agroalimentarios formales mediante el valor agregado, señaló el viceministro Flores.

En el encuentro, el productor José Manuel González, quien es presidente de la asociación de ACOPANA, compartió su experiencia sobre la comercialización de productos como el loroco. “Como productores individuales vendíamos a $.50 centavos, o menos, y ahora a través de la asociación se les paga a todos los socios a un dólar o más; esto ha hecho que más productores se incentiven por cultivar más, porque ahora si es rentable y se puede vivir de la agricultura”, dijo el productor.

Por su parte el Representante de FAO en El Salvador, dijo que se ha logrado fortalecer la fase productiva, mejorando los niveles de productividad de los cultivos de jocote barón rojo, loroco y plátano y se ha llegado a cubrir la fase de gestión empresarial, vínculos con el comercio y la industria, esto ha sido un beneficio importante para las organizaciones involucradas. Un ejemplo de esto es que están exportando cantidades importantes de jocote, comentó Alan González.

Según Alan González, el enfoque de esta iniciativa, es que pueda ampliarse a escala nacional, el proyecto mismo ha dado la pauta para generar una iniciativa muy importante que está siendo llevada a cabo por los ministerios de Agricultura y Ganadería y de Economía con la facilitación de FAO, y que pretende mejorar la eficiencia y eficacia de los servicios institucionales a escala territorial por medio de la coordinación interministerial, priorizando algunas cadenas como, lácteos, acuícola, hortalizas y café.

Según los organizadores, durante la experiencia asociativa desarrollada por el proyecto Agrocadenas, muchos productores han pasado de trabajar de forma aislada a convertirse en agentes activos y capaces de proveer productos inocuos y de calidad, y ven en la comercialización asociativa una oportunidad para mejorar las condiciones de vida de sus familias.

Además con acciones como estas, los productores han reforzado su estructura y su organización, logrando desarrollar nuevos vínculos con el mercado y convertirse sus empresas exitosas y competitivas.

(Visitada 44 veces, 1 visitas hoy)