Es un honor dirigirme a todas y todos, en ocasión de conmemorar el Día Nacional e Internacional de la Mujer, donde, como MAG reconocemos y nos unimos a la lucha histórica de las mujeres en nuestro país y en el mundo, por alcanzar la igualdad sustantiva y acceder en igualdad de condiciones a recursos, beneficios y poder.

No hay ninguna duda de que las mujeres son clave para el desarrollo. Lo que sí debemos cuestionarnos es, si éste desarrollo llega de manera igualitaria, o se encuentra accesible en igual medida para mujeres y hombres.

Esta administración reconoce la necesidad de crear escenarios que permitan la participación igualitaria de las mujeres en la vida económica, social y política de nuestro país, principalmente en nuestro sector rural y agrícola.

Por ello, en esta gestión hemos dado pasos importantes para equiparar el punto de partida de las mujeres, a través de distintas acciones:

  • En 2016 creamos la Unidad de Género, con la cual buscamos avanzar en la institucionalización del principio de igualdad y no discriminación para la implementación de acciones que favorezcan el ejercicio de los Derechos Humanos de las Mujeres al interno y externo de nuestra institución.
  • El mismo año constituimos el Comité Técnico de Enlaces de Género, conformado por una persona enlace de cada dependencia, incluyendo el nivel operativo centralizado y descentralizado de este Ministerio. Con este Comité se procura la transversalización del enfoque de género en el quehacer del MAG.
  • En 2017 lanzamos la primera Política Institucional de Igualdad de Género del MAG, un instrumento operativo y de toma de decisiones que permite al MAG avanzar en el logro de la igualdad entre los géneros y la inclusión social, tanto al interior de la institución como en su accionar con las personas usuarias de los servicios de apoyo para el desarrollo del sector agropecuario, pesquero, acuícola y forestal del país.
  • El año pasado, 2018, finalizamos, junto a ONU Mujeres y la FAO, el proceso de formulación de la primera Política Nacional de Desarrollo Integral de Mujeres Rurales, Indígenas y Campesinas (PNMRIC), misma que busca transformar las políticas de desarrollo rural en instrumentos que garanticen los derechos humanos y que promuevan la autonomía de las mujeres rurales, indígenas y campesinas.

Estas acciones e innovaciones sociales procuran funcionar tanto para mujeres como hombres, trascendiendo las disparidades de género y atendiendo necesidades de ambos en el plano de la igualdad.

Reconocemos también que aún hay camino por recorrer. Debemos continuar en esta lucha por transversalizar el enfoque de género en cada paso del camino; por cuestionarnos patrones de comportamiento que profundizan la brecha y el desarrollo de ellas: nuestras compañeras; y, por supuesto, por seguir animando y exigiendo su incorporación en los distintos ámbitos de la vida pública.

Hoy, en pleno siglo XXI, la participación equitativa de la mujer es crucial, por eso, este 8 de marzo nos unimos al llamado: MÁS MUJERES, MÁS IGUALDAD.

Orestes Ortez, Ministro de Agricultura y Ganadería

(Visitada 48 veces, 1 visitas hoy)