El Ministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, Pablo Anliker, como presidente Pro-Témpore y representante del Comité Técnico Regional (CTR), fue el anfitrión de la Reunión Ordinaria de los ministros, secretarios y delegados de agricultura y ganadería que conforman el Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC).

Durante el encuentro, el titular salvadoreño presentó el Plan Estratégico del Consejo a todos sus homólogos de los países que forman parte del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Además, los funcionarios aprobaron la propuesta de Plan de Trabajo y presupuesto del CAC para el 2020, que incorpora el fortalecimiento institucional, competitividad y agronegocios, agricultura sostenible adaptada al clima, desarrollo rural territorial y agricultura familiar.

Por su parte, el Coordinador para Asuntos Especiales de la Región Central del IICA, Erick Quirós, presentó el Plan Estratégico Regional para la caficultura de Mesoamérica y el Caribe que comprende seis áreas estratégicas: Competitividad e innovación; rentabilidad de la caficultura; promoción y diferenciación; desarrollo social; medio ambiente; y fortalecimiento institucional.

Durante la sesión del CAC, los funcionarios también presentaron los avances en la implementación del Plan de Trabajo CAC 2019; el cumplimiento de acuerdos y ejecución presupuestaria; y el informe de avance en la construcción del plan estratégico del CAC.

Al finalizar la reunión del CAC, el Ministro Pablo Anliker entregó la Presidencia Pro-Témpore organismo a su homólogo de Honduras, Mario Guevara, quién ejercerá el cargo durante el primer semestre del 2020.

SOBRE EL CONSEJO AGROPECUARIO CENTROAMERICANO
El Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC) es el órgano del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), integrado por los Ministros Responsables de la Agricultura de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Desde la X Cumbre de Presidentes de la región celebrada en El Salvador en julio de 1991, es reconocido como el mecanismo institucional para la vinculación del sector agropecuario con las otras instancias de la integración centroamericana.

Este papel se consolidó formalmente con la firma y entrada en vigencia del Protocolo de Tegucigalpa a la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos (Protocolo de Tegucigalpa) y del Protocolo al Tratado General de Integración Económica Centroamericana (Protocolo de Guatemala), los cuales se constituyen en los dos tratados regionales que sustentan jurídicamente el funcionamiento del CAC.

(Visitada 277 veces, 1 visitas hoy)