La Alianza Cacao El Salvador realizó su rendición de cuentas en la que presentó las perspectivas de este producto como parte de la reactivación de la agricultura en El Salvador, política de reactivación que lleva adelante el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Durante el evento se informó acerca de los logros, avances, hallazgos y aprendizaje que el proyecto Alianza Cacao ha tenido en dos años de ejecución, así mismo explicar las próximas etapas a desarrollarse en los siguientes tres años.

La actividad fue presidida por el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez; el director de USAID/El Salvador, Larry Sacks, y la representante de País de Catholic Relief Services, Holly Inurreta, quien informó que durante los tres años que restan se seguirá trabajando para alcanzar la meta de revitalizar el cultivo mediante sistemas agroforestales y con el enfoque de llegar a los mercados gourmet internacionales

“Comparto la idea de que el cacao tiene un futuro promisorio en el país, es un bien transable que podemos comercializar sin ninguna dificultad en el mercado internacional siempre y cuando reúna las condiciones que demanda al mercado, es decir, un cacao fino, de aroma y de buena calidad, características que han sido propias desde antes que fuéramos ocupados por la civilización española, ya era un producto de gran relevancia en El Salvador”, sostuvo el ministro de Agricultura, Orestes Ortez, durante su participación.

La Alianza Cacao reúne a todos los actores nacionales e internacionales que trabajan junto a los productores para recuperar el cultivo del cacao, entre ellos el MAG, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), Catholic Relief Services (CRS), Cáritas El Salvador, Lutheran World Relief y Clusa El Salvador, la contribución técnica del Gobierno de México.

Dicha Alianza busca contribuir a mejorar el ingreso económico de un aproximado de 6,500 familias de productores en 109 municipios del país, a través del establecimiento de 6,500 hectáreas de cacao en sistemas agroforestales diversificados, de ese total el ministro Ortez adelantó que ya hay 2,700 hectáreas plantadas, producto de comprobada calidad en su genética y variedad, con dicha intervención se han generado 2,917 empleos y se pretende que con el producto se generen exportaciones y actividades de valor agregado local, además de fomentar la seguridad alimentaria.

El titular del MAG reafirmó los esfuerzos que se llevan adelante, en ese sentido, subrayó que ya se tienen 25 variedades en proceso de recuperación y se cuenta con dos jardines clonales, así como nueve clones de alta perspectiva en rendimiento y calidad que pronto estarán al servicio de los productores.

El proyecto de recuperación del cacao tiene un periodo de ejecución de cinco años (2014-2019) y cuenta con una inversión total de $24.7 millones de dólares, con el apoyo de la cooperación de los organismos y gobiernos antes mencionados.

(Visitada 753 veces, 1 visitas hoy)