Funcionarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería, de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) y del Programa Mundial de Alimentos (PMA), se reunieron con nueve alcaldes de la zona oriental del país, con el propósito de firmar el plan de acción para la ejecución del “Proyecto de respuesta al cambio climático para la restauración de zonas de recarga hídrica en sub-cuencas de San Miguel y Morazán”.

El proyecto tiene como principal objetivo la restauración de cuatro sub-cuencas hidrográficas de esa zona del país para mejorar la recarga hídrica y construir resiliencia en beneficio de pequeños productores en áreas degradadas. Lo anterior, a través de la rehabilitación y mejoramiento de sus medios de vida, para incrementar su seguridad alimentaria y nutricional de igual manera mejorar su capacidad de adaptación al cambio climático.

Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de ocho millones de dólares y beneficiará a nueve municipios del país. Siete del departamento de Morazán: San Francisco Gotera, San Carlos, Cacaopera, Delicias de Concepción, Chilanga, El Divisadero y Jocoro. Dos en San Miguel: Comacarán y Uluazapa.

Durante su intervención, el Ministro Ortez exhortó a las autoridades municipales de los municipios mencionados a compenetrarse con este desafío y desarrollar un esfuerzo conjunto para que el proyecto sea ejecutado de manera exitosa. “El país ha entrado en una etapa de atender como corresponde los factores de adaptación al cambio climático y de la sustentabilidad ambiental que necesita El Salvador”, añadió.

La presentación y firma del documento tuvo lugar en la Alcaldía Municipal de El Divisadero, departamento de Morazán y estuvo a cargo del ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez y el representante KOICA en El Salvador, Jongsu Yi. El representante del PMA, Andrew Stanhope; y alcaldes de municipios favorecidos antes mencionados.

Con la implementación del proyecto se esperan favorecer de forma directa a 1,500 personas y sus grupos familiares: aproximadamente a 7,500 habitantes de los municipios de San Miguel y Morazán. De forma indirecta se beneficiarán a todos los habitantes de la zona oriental del país.

Los tipos de acciones que contempla el proyecto son:
• Captación y almacenamiento de aguas, para uso agrícola y doméstico.
• Restauración de suelos.
• Restauración forestal.
• Fortalecimiento de las capacidades para la construcción de resiliencia para mejorar los medios de vida de las personas.

Esta iniciativa surge como un respaldo a los esfuerzos del Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén para reactivar al sector agropecuario del país, en el marco de los lineamientos de ejecución del Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 denominado “El Salvador Productivo, Educado y Seguro”, específicamente en el objetivo uno para dinamizar la economía nacional, generar oportunidades y prosperidad a las familias, a las empresas y al país.

El Ministro Ortez enfatizó que este Gobierno ha creado el primer Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático; “así también ha construido el primer inventario hídrico del país; tenemos un inventario forestal que muestra cuánto tenemos de bosque cafetero de manglar que es estratégico para el ecosistema en el país”.

(Visitada 66 veces, 1 visitas hoy)