El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, presentó al país el Plan Quinquenal de Desarrollo (PQD) 2014-2019, que traza el rumbo que bajo su administración seguirá la nación para superar históricos problemas sociales, como la falta de crecimiento económico y la inseguridad.
“Con la puesta en marcha de este plan estamos reafirmando el camino a seguir en la profundización de los cambios, en la construcción del país que todos y todas los salvadoreños queremos: un país más productivo, educado y seguro”, señaló el mandatario salvadoreño.

El PQD en su capítulo IV, referente a los resultados del primer gobierno del cambio (2009-2014), destaca los logros alcanzados en agricultura, como el incremento de las capacidades productivas de los productores de granos básicos, con el apoyo de los paquetes agrícolas.

Orestes Ortez, titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), acompañado del Viceministro del ramo, Hugo Alexander Flores, estuvieron presentes en el lanzamiento del documento. Ortez aseguró que “se profundizarán los cambios iniciados en el gobierno anterior”.

El apoyo concreto del gobierno al sector agropecuario se refiere a la entrega de 2.5 millones de paquetes agrícolas para la producción de maíz y frijol, con inversión de $145.2 millones de dólares, hasta mayo del 2014; a la que se suma el incremento de la producción de maíz en un 10.8% y el frijol en 50%.

Lo anterior permitió incrementar la producción de semilla de maíz. Por ejemplo, en el ciclo agrícola 2013-2014 se alcanzó una producción de 92,162 quintales de semilla, entre otros logros.

Dentro del plan quinquenal, uno de los grandes desafíos es aumentar la producción agrícola para garantizar la seguridad alimentaria de las familias salvadoreñas y reducir la dependencia de productos importados, lo cual implica destinar mayores inversiones para fomentar la reactivación del sector agropecuario y acuícola.

Una de las principales líneas de acción del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, será el fortalecimiento de los niveles de soberanía y seguridad alimentaria, para lo que se buscará:

– Incrementar la producción de alimentos y empleo en el campo.
– Mejorar el sistema de investigación y transferencia tecnológica.
– Incrementar el crédito al sector agropecuario.
– Reducir las pérdidas postcosecha.
– Incrementar el área de riego y orientarla a la producción de alimentos.
– Incrementar las inversiones para el mejoramiento de la infraestructura productiva, conservación de suelos y productividad en el corredor seco.
– Desarrollar el sistema de abastecimiento de alimentos.
– Fomentar el cooperativismo, especialmente con pequeños productores agrícolas.
– Incrementar, en promedio, en un 85 % el auto abastecimiento de granos básicos.

El plan fue entregado al mandatario salvadoreño por el secretario técnico y de planificación, Roberto Lorenzana, -quien coordinó el proceso de elaboración del PQD– en un acto desarrollado en Casa Presidencial.

“Empleo con crecimiento sostenido, educación con inclusión y equidad social y seguridad ciudadana son esas grandes prioridades definidas a partir de las necesidades de la gente y la realidad nacional”, indicó el presidente Sánchez Cerén sobre los objetivos trazados en el plan.

Destacó que la planeación para este quinquenio, tiene como centro el bienestar de la gente, con el “buen vivir, como un valor, trayecto y horizonte nacional.

“En esta visión, el crecimiento económico no es un fin en sí mismo, sino el medio para alcanzar el disfrute de la vida y la convivencia armoniosa”, dijo el gobernante. Añadió que el primer objetivo planteado es dinamizar la economía nacional bajo un modelo de crecimiento inclusivo y generador de empleo de calidad.

Aseguró además que la apuesta a la educación se enfoca en asegurar la permanencia de los estudiantes en centros escolares y garantizar la calidad e integralidad del sistema educativo.

“Estamos claros en que es primordial universalizar la educación en forma progresiva y ofrecer servicios educativos accesibles y flexibles para toda la población en igualdad de condiciones”, dijo.

En cuanto a la seguridad, indicó que se ha planteado el fortalecimiento de la atención integral y preventiva en los territorios con alta concentración de violencia y delincuencia, así como al combate directo contra el crimen, el delito y la violencia.

El control y la reinserción social de las personas privadas de libertad, fortalecer las capacidades de las instituciones del sistema de seguridad y justicia y promover la coordinación interinstitucional, son otras de las metas planteadas en el Plan, aseguró.

“La seguridad es una meta que se alcanza a través de la actuación conjunta de toda la sociedad contra la violencia; de ahí la relevancia del Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia y la Policía Comunitaria”, destacó el jefe de Estado.

Pilares importantes
Además, subrayó que el PQD cuenta con un especial énfasis en el desarrollo de la población joven. “Hoy más que nunca creemos en la fuerza y capacidad de la juventud salvadoreña”, puntualizó.

El Plan, dijo el jefe de Estado, está sustentado en importantes principios: su carácter estratégico, fundamentado en un enfoque de gestión para resultados; participativo,medible, realista y factible.

Asimismo, servirá de base para la creación del Sistema Nacional de Planificación, que será implementado conjuntamente con la Planeación Estratégica Institucional en todas las entidades del órgano Ejecutivo.

El PQD recoge y desarrolla los principales compromisos asumidos en el programa de gobierno “El Salvador Adelante” y se construyó mediante un esfuerzo de participación que involucró a más de 13 mil personas en 256 eventos de consulta ciudadana con todos los sectores de la sociedad y en todo el territorio nacional, incluyendo a salvadoreños y salvadoreñas que residen fuera del país.

(Visitada 70 veces, 1 visitas hoy)