Con el lanzamiento del proyecto “horti Oriente”, los gobiernos de El Salvador y Japón, apuestan por los productores de hortalizas en los 4 departamentos de la zona Oriental del país. El objetivo del proyecto es mejorar el crecimiento de la economía rural en dicha zona, respecto de la tendencia económica y de rentabilidad que muestran las otras regiones de El Salvador.

En Oriente, muchos agricultores son pequeños y de subsistencia, no tienen suficientes técnicas de cultivo y tienen difícil acceso a los servicios financieros, razón por la que ambos gobiernos buscan cambiar el panorama económico de los hortaliceros Orientales.

Este proyecto, fruto de la alianza estratégica entre los dos gobiernos, beneficiará directamente a 323 socios y sus familias, quienes pertenecen a 10 asociaciones de productores de los departamentos de Morazán y Usulután, en una primera fase y posteriormente se extenderá al resto de la zona.

El proyecto tendrá una duración de 4 años y en su primer año de ejecución beneficiará a una población, directa e indirecta, de 1 mil 615 personas, entre socios y sus familias.

El proyecto “horti Oriente”, es una iniciativa productiva que el MAG lanza hoy y fue inaugurada por el Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez; el Consejero de la embajada de Japón, Yasuhiro Mitsui y el representante de JICA, Yoshikazu Tachihara.

Ejecutado por elMAG, a través de la Dirección de Economía Agropecuaria, División Agronegocios y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), este nuevo proyecto se enfoca en la cadena productiva de hortalizas y brindará asistencia técnica para incrementar la producción, productividad, rentabilidad y sostenibilidad de la producción de hortalizas.

También mejorará la planificación y ejecución de los negocios de los productores y orientará esfuerzos para estrechar vínculos comerciales formales con los supermercados (Grupo Calleja, Walmart) y otros canales de comercialización, que ayudarán a vender tomate, chile verde, ejote, pipián y güisquil.

El proyecto sumará esfuerzos para la producción y promoción de otros cultivos con potencial de desarrollo, como la berenjena, cebolla y cilantro, entre otros cultivos.

Cadenas productivas del PAF
Para contextualizar la ayuda, el Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, sostuvo que el proyecto “horti Oriente”, encaja en el Plan de Agricultura Familiar (PAF), cadenas productivas y en ese sentido, “apoyará a las familias productoras para que mejoren las técnicas de producción y obtengan mayores rendimientos, a la que vez que aprendan a desarrollar negocios rurales”, explicó el funcionario.

Otros esfuerzos dentro del proyecto, se refieren al cofinanciamiento de iniciativas productivas, la asociatividad, la facilidad de acceso a mercados formales para la comercialización de productos e incremento del nivel de ingresos, el bienestar en la calidad de vida y el desarrollo local.

Dentro del PAF, el MAG atiende 10 cadenas productivas: miel, café, cacao, láctea, acuícola, granos básicos, frutas, hortalizas, artesanías y turismo rural.

La cooperación bilateral con el gobierno japonés, no es nueva para la zona Oriental. En el tema de hortalizas, entre el 2008 a 2012 el MAG desarrolló el “proyecto de apoyo a los pequeños agricultores en la región Oriental (PROPA)”, que igual lo ejecutó junto con JICA.

Con el PROPA, se incorporaron técnicas de producción ambiental sostenibles, mejora de la productividad a través de la agricultura asociativa, reducción de costos a través del uso de los recursos locales y la compra conjunta de insumos.

Los logros obtenidos con PROPA fueron satisfactorios y permitieron establecer que los destinos de venta de los productos cultivados por los agricultores de la región Oriental, es un tanto limitada.

En ese sentido, ambos gobiernos buscan mejorar el sistema de comercialización de la producción agrícola de esta zona, así como fortalecer la relación entre los agricultores y los mercados, enfatizó el Ministro.

“Para el gobierno, es importante que la zona Oriental, siembre, cultive, produzca, para contribuir en la seguridad alimentaria de El Salvador, mejore los ingresos de los productores, la calidad de vida y desarrollo de las comunidades rurales”, apuntó el Ministro, tras agradecer la contribución del sector privado y la cooperación interinstitucional”.

(Visitada 73 veces, 1 visitas hoy)