Ante las constantes lluvias que han provocado inundaciones y desbordamiento de ríos a nivel nacional, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de la Unidad de Inocuidad de Productos Apícolas de la Dirección General de Ganadería (DGG), emite las siguientes recomendaciones para que los apicultores reduzcan riesgos y pérdidas en sus apiarios.

  • El apicultor debe identificar si en su apiario hay riesgos de inundación o deslave. De ser así, debe trasladar las colmenas a otro lugar sin riesgos.
  • Evitar que las colmenas estén directamente en el suelo. Deben estar elevadas a 40 o 50 centímetros.
  • Reducir la piquera para que solo tenga 1/3 libre. Se recomienda el uso de trozos de manera y no usar papel.
  • Se deben eliminar las múltilples piqueras. Hay garantizar que solo haya una piquera para guardar la temperatura interna de la colmena.
  • Si hay colmenas con tapas dañadas, se debe colocar un plástico debajo de la tapa.
  • Deben colocarse las colmenas con una leve inclinación hacia la piquera. De esta manera, si hay filtración el agua no se acumula dentro de la colmena, porque saldrá por la piquera.
  • Se deben alimentar, por lo menos, cada 8 días. La fórmula se prepara con 2 libras de azúcar en 375 ml (media botella) de agua potable. Para evitar la fermentación del alimento, se recomienda hacer la mezcla cuando el agua caliente (hirviendo).
  • El proceso de alimentación debe hacerse en el menor tiempo posible para que la colmena no esté abierta por mucho tiempo.

En el caso de los apicultores que tengan miel almacenada, se recomienda poner los barriles o recipientes sobre tarimas. Debe proteger los contenedores del agua y la humedad, no dejarlos directamente sobre el piso.

Para mayor información o para solicitar asistencia técnica, los apicultores pueden llamar al 2210-1763 de la Dirección General de Ganadería.

(Visitada 405 veces, 1 visitas hoy)