Diversos equipos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) recorren el país para recopilar datos que permitan elaborar un informe sobre los resultados del Plan de Emergencia ante Cambios Climáticos.

Este día iniciaron las giras de verificación a nivel nacional para poder identificar las pérdidas y daños que ocasionó el paso de Iota por El Salvador; en ese sentido, nuestros técnicos también están verificando los resultados que se obtuvieron con las recomendaciones que dieron a los productores en las visitas técnicas que hicieron en la fase de prevención del Plan de Emergencia ante Cambios Climáticos.

Gracias a la iniciativa del Ministro Pablo Anliker, es la primera vez que el Ministerio de Agricultura ejecuta un plan especial para prevenir pérdidas y daños por fenómenos climáticos. “Al parecer, en gestiones pasadas les costaba salir a dar recomendaciones. Hasta hoy se ejecutó la etapa de prevención y un verdadero plan de emergencia para el sector agro. Solo en Jiquilisco se han salvado cientos de manzanas de cultivos valoradas en más de $250,000”, detalló el funcionario en su cuenta oficial de Twitter.

Hemos podido desarrollar este plan tanto en la emergencia por Eta como por Iota. Gracias a que los productores acataron las recomendaciones, se han podido salvar cultivos y proteger a los animales. “En este momento estamos manejando datos de un 5 % o 10 % de pérdidas; si no se hubieran tomado recomendaciones, estaríamos aproximadamente arriba del 80 %-85 %”, explicó Iván Betancourt, director general de Sanidad Vegetal.

Luis Pineda, productor de Jiquilisco, aseguró que si no hubiera acatado las recomendaciones del Ministerio, hubiera perdido más de 450 quintales de maíz, valorados en $50,000. “Es primera vez que gente del MAG se toma el tiempo para venir a darnos recomendaciones de prevención”, dijo Pineda.

Las recomendaciones brindadas a los productores en el marco del plan han dejado resultados favorables, ya que, según datos preliminares, se minimizaron pérdidas y daños, garantizando el bienestar de los productores agropecuarios. “Estamos en el cantón Las Esperanzas, Jiquilisco, Usulután, donde una sola cooperativa pudo salvar más de 450 quintales de maíz, gracias a las recomendaciones brindadas por nuestros equipos. Es primera vez que se ejecuta este plan y ha dado resultado”, destacó Betancourt.

De acuerdo con los datos preliminares, los resultados se repiten en el cantón Cruzadilla San Juan, Jiquilisco, donde se logró salvaguardar el 95 % de lo que se produce en un terreno de 85 manzanas; solo se perdió el 5 %. Sin las recomendaciones, los daños por lluvias pudieron haber superado el 35 % en cultivos de maíz, plátano y caña de azúcar.

Yessenia Hernández, líder de mujeres productoras en Usulután, explicó que las asistencias técnicas que se implementaron antes de las emergencias y las visitas para explicar las recomendaciones les han permitido proteger sus cultivos. Según Hernández, de 87 manzanas cultivadas, no se reportan pérdidas. “Les damos las gracias por venirnos apoyando, porque nosotros aquí las mujeres somos el 60 % que trabajamos. Les damos las gracias porque no tenemos pérdidas. Es primera vez, porque yo tengo años de trabar acá y nunca habían venido. Aquí ni nos habían visitado ni nos habían dado recomendaciones para prevenir y no perder cultivos”, aseguró la productora.

Algunas de las recomendaciones que se acataron a nivel general para granos básicos y otros cultivos fueron: cosechar lo que estuviera en tiempo; aplicar tratamientos precosecha; manejo manual de malezas con herbicidas; obras para drenar el suelo; proteger con plástico negro las mazorcas de maíz que no hayan sido desgranadas o llevarlas a una galera techada, para evitar plagas en el almacenamiento, entre otras.
En Morazán, gracias a estas medidas y la disposición de los productores, se logró prevenir una pérdida del 75 %; es decir, con las medidas se logró salvaguardar la producción de al menos 50 manzanas cultivadas, 200 bovinos y especies menores, 1,200 aves y unos 800 cerdos. En valor monetario, las recomendaciones acatadas por los productores en Morazán evitaron perder cerca de $70,000 en agricultura y ganadería.

OBRAS DE DESAZOLVE
Los equipos técnicos de la Dirección General de Ciencias y Riego ejecutaron diversas obras con nuestra maquinaria de terracería y con el apoyo del Ministerio de Obras Públicas (MOP), para prevenir inundaciones en las zonas de los distritos de riego.

Estas obras de desazolve en ríos, canales, puentes y represas nos permitieron proteger más de 2,000 manzanas cultivadas:

  • 350 mz, zona 5 de Zapotitán.
  • 800 mz, Asociación de Regantes de Zapotitán (AREZA).
  • 150 mz, Asociación de Regantes El Porvenir (AREPO).
  • 400 mz, Asociación de Regantes Atiocoyo Sur (ARAS).
  • 300 mz, Asociación de Regantes Atiocoyo Norte (ARAN).
  • 200 mz, Asociación de Regantes Lempa Acahuapa (ARLA).

Al finalizar las visitas de campo y obtener el consolidado de pérdidas y daños por el paso de Iota, se darán a conocer los detalles y los resultados del Plan de Emergencia ante Cambios Climáticos.

(Visitada 1 veces, 1 visitas hoy)