Titulares del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), junto a representantes de asociaciones de regantes, conversaron entorno a las propuestas de Ley de Aguas presentadas en la Asamblea Legislativa. Durante el intercambio se enfatizó la necesidad de proteger el recurso hídrico como un Derecho Humano y no como una mercancía.

“Hemos llegado a un momento en que el pueblo salvadoreño, a través de sus organizaciones, exige, demanda, que el acceso al agua sea un derecho fundamental, un Derecho Humano de los habitantes de la República. Como resultado de ese debate han habido iniciativas en la Asamblea Legislativa que buscan proteger este recurso”, recalcó el titular del MAG, Orestes Ortez.

Por su parte el Viceministro del MARN, Ángel Ibarra, expresó: “qué bueno que ahora el ministro de Agricultura los convoca a ustedes que tienen que ver con el agua para riego, no solo para que nos informemos sino para que nos pongamos en acción, de cómo el agua debe ser un bien público, de cómo es el Estado, quién debe gestionar el agua, y de cómo el agua es posible heredarse a futuras generaciones”.

Durante el diálogo, el titular del MAG enfatizó que concuerda con la academia, que propone que el agua debe ser regida por una entidad del Estado y no una instancia privada, tal como plantea la Ley de Aguas presentada por la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” y la Iglesia Católica.

De acuerdo con el representante de la Alianza Contra la Privatización del Agua, Carlos Flores, “la diferencia entre las propuestas presentadas por la Alianza y la ANEP es que nosotros planteamos una institucionalidad que es pública, planteamos que se cree un Consejo Nacional del Agua, que lo conformen instituciones del Estado, ahí hablamos de Agricultura, Medio Ambiente, Salud, Obras Públicas, Relaciones Exteriores y representantes de alcaldías”.

Fueron más de 90 los regantes los que participaron de esta actividad que permitió despejar dudas al respecto de esta temática. Los productores agradecieron, además, la organización de la actividad, y afirmaron que el vital líquido es esencial para producir los alimentos y para el consumo de la población, por lo que éste debe ser administrado por una entidad del Estado.

“Para mí, es el Estado es el responsable en escuchar al soberano para poder crear todas las condiciones, las medidas necesarias que puedan mitigar cualquier problema que se nos avecina, mientras que un ente privado lo único que va a ver es la explotación, la ganancia. Yo sí creo que el agua tiene que seguir siendo una responsabilidad exclusiva del Estado, donde tiene que haber participación de todas las instituciones encargadas”, expresó Oscar Alirio Rivera, representante del Distrito de Riego de Atiocoyo Norte, municipio de Nueva Concepción, Chalatenango.

Anibar Santos, de la Asociación de Regantes Atiocoyo Sur, señaló que la actividad fue importante para que los regantes se informen y felicitó la labor que ha hecho el Ministerio de Agricultura.

Los regantes que asistieron al diálogo se dedican a distintas actividades agropecuarias. Algunos trabajan el cultivo de arroz bajo riego, la ganadería, acuicultura, y varios de ellos están incursionando en el cultivo de hortaliza bajo techo. El agua es la materia prima para llevar a cabo sus actividades.

(Visitada 80 veces, 1 visitas hoy)