El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a través del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA), liberó este día la variedad de Sorgo criollo mejorado CENTA ChG, que beneficiará directamente a las familias productores salvadoreñas, y tiene como una de sus características principales ser un grano de excelente color, buena calidad de rastrojo, y adaptada a los efectos del cambio climático.

El promedio de cosecha de esta nueva variedad liberada en la Estación Experimental San Andrés del departamento de La Libertad, es de 120 días después de la siembra, lo cual la convierte en precoz y anticipada al resto de los sorgos (maicillos) criollos que se encuentran en fincas de los agricultores salvadoreños. La época adecuada para la siembra es después de la dobla de maíz, ya que por ser fotosensitiva (sensible a días cortos), florece entre los meses de noviembre y diciembre.

El trabajo realizado por los investigadores del Programa de Granos Básicos, con esta nueva variedad, tiene como finalidad mejorar los rendimientos de los pequeños productores y proveerles de un buen material para que puedan guardar semilla para el siguiente año.

Al respecto, el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, expresó que “es de relevancia generar nuevas alternativas tecnológicas que contribuyan a resolver los diferentes problemas del sector de granos básicos, especialmente de los pequeños agricultores, ya que la mayoría cultivan en zonas de laderas”.

Explicó que el nombre con el cual fue bautizada la nueva variedad liberada ha sido en memoria a Marco Antonio Landaverde, “Comandante Chano Guevara”, quien dedicó gran parte de su vida con humildad, compromiso y firmeza a la defensa de las luchas sociales en aras de construir transformaciones significativas para nuestro país.

Si comparamos El Sorgo CENTA ChG con otros maicillos criollos este posee mejores características: un rendimiento de 90 quintales por manzana, la altura de la planta es de 196 centímetros, su color de grano es blanco, el tallo tiene un tono canela, la panoja mide 25 centímetros, su rendimiento de rastrojo es de 17 toneladas por hectáreas, días a flor de 95 y tipo de panoja semi compacta; mientras que otros maicillos tienen rendimiento es de 80 quintales por manzana, altura de 230 la planta, color blanco, tallo de color púrpura, 20 centímetros mide el tamaño de la panoja, su rendimiento de rastrojo es de 16 toneladas por hectáreas, días a flor 90 y el tipo de panoja es abierta.

En la actualidad, los agricultores del país han mejorado la producción al adoptar las variedades mejoradas que el CENTA ha liberado en años atrás y con la nueva variedad CENTA ChG las familias productoras pueden superar significativamente sus ingresos familiares mediante la comercialización.

Origen de la variedad

Los cruzamientos preliminares fueron realizados en el 2009 utilizando sorgos criollos colectados a nivel nacional, con el objetivo de mejorar las características agronómicas y genéticas de las variedades criollas fotosensitivas, con la idea de buscar la mejora en rendimiento de grano y rastrojo, color de grano, reducción en la altura de planta y su precocidad. Los progenitores utilizados como machos fueron las variedades de sorgo de porte intermedio fotoinsensitivas generadas por CENTA, las cuales fueron donantes de genes que mejoran las características y como progenitores femeninos o receptores de polen, los sorgos criollos fotosensitivos provenientes de colectas realizadas por los especialistas de sorgo y el Banco de Germoplasma. Del proceso anterior se originó la línea que experimentalmente fue denominada ESFSR4-14, hasta convertirse en la nueva variedad CENTA ChG.

En septiembre de este año, se puso a disposición tres nuevas tecnologías: el híbrido de “maíz CENTA H-CAS” y las variedades de “arroz CENTA A-RAZ” y el “sorgo rojo CENTA CF”; que son adaptables en cualquier zona del país y que contribuirán a mejorar y ser una nueva opción alimenticia para la población y el sector ganadero.

A dos años de gestión del Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, el CENTA asume con mayor compromiso los retos de investigar y transferir nuevas tecnologías a las familias productoras, de este modo contribuir al aumento de los niveles de soberanía y seguridad alimentaria y nutricional.

(Visitada 140 veces, 1 visitas hoy)