La Veda Nacional del Camarón Marino, vigente desde el 01 de mayo hasta el 14 de junio de 2019, es una medida de ordenamiento que se aplica para la protección y reproducción de este recurso marino, así como para garantizar el medio de vida de miles de familias que se dedican a la pesca.

Desde que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) implementó la medida periódicamente a partir del 2016, los estudios de la Dirección General de Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura (CENDEPESCA) precisan que se ha dado un aumento en la producción de camarón. Según el director de CENDEPESCA, Gustavo Portillo, esos estudios comprueban que la medida debe efectuarse en los dos periodos establecidos: de mayo a junio, cuando las hembras alcanzan su mayor reproducción; y de octubre a diciembre, cuando se encuentran en la etapa de juvenil.

Portillo afirmó durante una entrevista radial que la protección del medio de vida de más de 20 mil familias que viven de la pesca; la sostenibilidad de esta actividad económica y la protección de los recursos marinos, son los principales beneficios que se destacan de la implementación de las vedas.

Por su parte, Marlene Galdámez, técnica de la División de Investigación de CENDEPESCA, afirmó que periódicamente realizan monitoreos biológicos en la pesca de arrastre, mensualmente se van a tomar datos de cómo están las tallas del recurso -camarón-, cuál ha sido la producción y, también, se realizan estadísticas pesqueras recolectando datos a nivel nacional, lo cuales les permiten dar la recomendación de la veda.

En el 2016, se hizo la primera recomendación para implementar vedas, después de ello se analizó cuál fue la producción del camarón marino en el 2017, 2018 y, ahora, en el 2019. “Haciendo un primer análisis vemos un aumento de producción en el recurso. Se ha tratado de hacer un equilibrio entre la parte social y económica y la recuperación del recurso, para que los pescadores no se vean tan afectados”, explicó Galdámez.

Después de los 3 períodos de veda implementados por el MAG-CENDEPESCA, los datos de Captura por Unidad de Esfuerzo (CPUE) realizados en los monitoreos de camarón de la pesca comercial, se concluye que la captura del crustáceo ha incrementado un 74.1%, respecto del primer periodo de veda (abril-mayo 2017).

Las autoridades del MAG informan a la población que la veda de camarón no significa escasez camarón en mercado, ni aumento del precio del producto. “Existen 46 cooperativas dedicadas a la producción de camarón en estanques, que durante el periodo de 45 días que dura la medida, estarían sacando al mercado unas 400 mil libras de camarón”, explicó Portillo.
PROHIBICIONES PARA LOS PESCADORES DURANTE LA VEDA

Durante la veda, está prohibida la extracción industrial y artesanal de camarón de mar para fines comerciales y no comerciales; así también se prohíbe la extracción de larvas del ambiente natural para fines de acuicultura.

Para todas las embarcaciones dedicadas a la extracción del camarón marino, quedan suspendidos los zarpes vía la pesca y para tal fin ha sido notificada la Autoridad Marítima Portuaria (AMP). Desde el 1 de mayo hasta el 14 de junio las embarcaciones industriales deberán permanecer concentradas en los centros de desembarque autorizados y ubicados en los municipios de Acajutla, Puerto El Triunfo y La Unión.

Para denuncias sobre el incumplimiento de esta Veda, el MAG-CENDEPESCA ha habilitado el número de teléfonos: 2210 -1915.

(Visitada 70 veces, 1 visitas hoy)