El Ministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Salvador Anliker, y el comisionado presidencial para el agua, Frederick Benítez, sostuvieron una reunión con un equipo de especialistas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para ampliar detalles sobre la ejecución del estudio de factibilidad para la reactivación de pozos y distritos de riego en desuso ubicados en la zona productiva de Zapotitán, La Libertad.

Durante una visita, los funcionarios recibieron información que indica que solo un 60 % de la infraestructura se está utilizando, esto debido al abandonado en el que se mantuvo a este sector desde los últimos 50 años por los gobiernos anteriores.

Con la implementación de esta iniciativa, la zona de riego será de aproximadamente unas 7,000 manzanas, beneficiando a unos 1,200 productores agropecuarios y sus familias que cultivan hortalizas, granos básicos y una pequeña parte que se dedica a la ganadería.

“Hoy nos encontramos en el Distrito de Riego de Zapotitán para ver cómo modernizamos y cambiamos todo el sistema de riego, actualmente se está utilizado solo un 60% de su capacidad”, explicó el Ministro Anliker durante el recorrido que realizaron en la zona.

En ese sentido, el funcionario también dijo que para poder reactivar el sector agropecuario salvadoreño es imprescindible invertir y hacer funcionar los distritos de riego. “Los agricultores necesitan el agua para producir las hortalizas que estamos importando de otros países; entonces, si queremos ser autosuficientes debemos invertir y apoyarlos”, señaló el Ministro Anliker.

“Si queremos ser competitivos, la gente necesita tener agua, necesita tener todo lo que se requiera para que produzcamos nuestra propios alimentos. Ya basta que El Salvador importe tanto; ya es hora que comencemos a producir nacionalmente”, reiteró el titular del MAG.

El funcionario detalló que el distrito de Zapotitán tiene un total de 22 pozos, de los cuales solo 10 están en funcionamiento; situación que se vive desde hace varios años, pues las administraciones anteriores no enfocaron sus recursos en estas acciones.

La importancia de intervenir y potenciar la producción agrícola de esta zona toma mayor importancia ya que, además de producir las hortalizas y frutas que consume la población, en el sector se cultiva el 70 % del frijol que se entrega a nivel nacional, a través del programa de los Paquetes Agrícolas.

De acuerdo con las autoridades la apuesta es transformar el agro con la modernización de todos los distritos de riego como el de Atiocoyo Norte, ubicado en el municipio de Nueva Concepción, Chalatenango; el de Atiocoyo Sur, municipio de San Pablo Tacachico, La Libertad; y el distrito de Riego y Avenamiento No. 3 Lempa Acahuapa, situado entre los departamentos de San Vicente y Usulután.

“Nosotros pensamos en todos los agricultores nacionales. Vamos hacer un cambio total en la vida de estos agricultores. Estas obras a ejecutar complementan el plan del Presidente Nayib Bukele para cambiar la matriz agroindustrial y agrícola del país y, además, reafirman el compromiso de trabajar e impulsar la producción agropecuaria de El Salvador en beneficio de cientos de miles de productores”, concluyó Pablo Anliker, Ministro de Agricultura y Ganadería.

(Visitada 9 veces, 1 visitas hoy)