El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), bajo el liderazgo del Ministro Anliker Infante, se mantiene ejecutando diversas estrategias para recuperar la productividad de los diferentes sectores de nuestras actividades agropecuarias.


“Se vende todo, y es que es un pueblo que consume pescado. El que sacamos de aquí es riquísimo, muy sabroso; ¡uno se come unas tilapias que son un saborazo!, hasta mantequita natural echa el pescado ya cocinado”, así es como Juan Pablo Quinteros, pescador artesanal de Estanzuelas, describe a las tilapias que se cosechan en el embarcadero El Manguito del Embalse 15 de Septiembre, Usulután.

Quinteros es un pescador originario del barrio Las Flores que describe con mucho entusiasmo su faena de pesca; que, hasta el día de yo, es la principal fuente de ingresos con la que sostiene a su familia. “¡Esto es lo máximo!, gracias a Dios a mí me encanta mucho la pesca; yo de esto vivo, es mi arte”, expresó mientras participaba en la siembra de 20 mil alevines de tilapia en el Embalse que lideró el equipo del Centro de Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura (CENDEPESCA), la comuna y la Cooperativa La Pintada.

Según cuenta el pescador, sus jornadas son de 8 horas, dos o tres veces a la semana, y pueden ser durante el día o la noche. Cuando sale a su faena pesca un aproximado de 45 a 50 libras de tilapia frescas y listas para comercializarlas; una parte, asegura, la deja para el consumo de su hogar. Quinteros narra que cuando termina y regresa a la casa, su esposa acomoda el pescado en hieleras, ambos se apoyan para sostener a la familia. “Mi esposa me está esperando y ya ella lo sale a vender; deja pescadito para que comamos y pasar el día. Trabajamos juntos en esto, todo muy bonito”, describió sonriente.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de CENDEPESCA continúa contribuyendo con la Seguridad Alimentaria y Nutricional de los productores agropecuarios, en este caso de los pescadores artesanales, quienes son los beneficiarios directos con la siembra de alevines de tilapia. Estas jornadas de repoblación permiten asegurarle a la población el acceso a la proteína que se encuentra en la carne de pescado. Asimismo, estas acciones responden a la necesidad de fomentar y desarrollar la pesca y la acuicultura; y, por consecuencia, la conservación del recurso acuícola en los diferentes espejos de agua.

Don Pablo Quinteros agradeció el apoyo del Gobierno y, particularmente, al Ministerio de Agricultura por la repoblación de 20 mil alevines que se hizo en el Embalse 15 de Septiembre. Aseguró que a finales de noviembre tendrán el tamaño ideal para pescarlas y comerlas. “Así como estas -alevines- en unos tres meses y la tilapia estará mínimo de unos 6 o 7 pulgadas; ya estará bien bonita, bien grande para vender un buen pescado”, aseguró por la experiencia.

(Visitada 6 veces, 1 visitas hoy)