El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentaron la Política de Agricultura Sostenible Adaptada al Clima. Este marco normativo nacional con un enfoque agroambiental, permitirá promover modelos sostenibles de producción para la conservación de los recursos naturales.

“Agradecemos el trabajo en conjunto que se ha realizado con la FAO para obtener este conjunto de conocimientos acumulados. Este tipo de herramientas nos dan la ruta para fortalecer las capacidades de resiliencia y adaptación al cambio climático”, sostuvo Wilfredo Rubio, asesor del despacho del Ministerio de Agricultura y Ganadería.
En la política presentada se detalla que más del 75% del territorio nacional se destina a la agricultura en sus diferentes formas, por lo que se reafirma la importancia y la necesidad de enfocar esfuerzos en los medios de vida de la población y en el cómo se gestionan los ecosistemas. Según las autoridades de las instancias participantes, la forma en la que se desarrolla la actividad incide en el desempeño económico, las estructuras sociales y el estado del medio ambiente. Ese es el planteamiento de la normativa presentada.

“En FAO estamos conscientes de que el contexto actual de un clima cambiante obliga a transitar hacia vías de desarrollo resilientes y sostenibles, que logren una mitigación y adaptación ambiciosas, al mismo tiempo que se aumenta la productividad agrícola, se eleva el nivel de vida de la población rural y se contribuye al crecimiento de la economía”, explicó el Representante de la FAO, Alan González.

Esta política fue consultada con más de 500 productoras y productores; entre ellos, agricultores, extensionistas agrícolas, organizaciones de mujeres, técnicos y 55 instituciones a nivel nacional. “Con la Política de Agricultura Sostenible lo que pretendemos es tener los lineamientos que nos orienten de tal forma que podamos implementar, en el país, un instrumento que nos defina el camino hacia la promoción de una agricultura sostenible adaptada al clima”, subrayó el Director de Ordenamiento Forestal, Cuencas y Riego del MAG, Luis Torres Berrios.
Según las autoridades, además, con el proyecto Resiliencia Climática en los Agroecosistemas del Corredor Seco (RECLIMA), aprobado recientemente por el Fondo Verde del Clima, se cuentan con los recursos para iniciar la implementación de los ejes estratégicos de la política presentada.

La Política se llevó a cabo con apoyo del proyecto “Fortalecimiento de Capacidades y Desarrollo de la Estrategia de Implementación de las Directrices de Políticas Agroambientales en El Salvador, en el Marco del Cambio Climático y la Gestión de Riesgos de Desastres”, impulsado por FAO con el acompañamiento del MAG, MARN y CENTA. A través de éste, además, se han elaborado tres propuestas de anteproyecto de ley el enfoque agroambiental, además de haberse contribuido a la definición de otros instrumentos de política bajo este mismo enfoque. Estos son:

• Anteproyecto de Ley de Riego y Avenamiento
• Anteproyecto de Ley Forestal
• Propuesta de Anteproyecto de Ley de Incentivos Forestales
• Política de Agricultura Sostenible Adaptada al Clima
• Estrategia de implementación de las Directrices Voluntarias para Políticas Agroambientales en El Salvador.
• Lineamientos para la actualización de la Política Nacional de Medio Ambiente.
En su conjunto, los documentos elaborados, permitirán avanzar en materia de seguridad alimentaria, protección y conservación del medio ambiente y en la reducción de la pobreza rural.

(Visitada 768 veces, 1 visitas hoy)